No hay que ser mezquinos, hay que identificar la necesidad de los demás, no cierres tu mano, porque cuando tu compartes lo que tienes Dios te lo retribuirá triplicado, de gracia recibiste da también de gracia. Compartir con los otros la bendición – Pablo Camargo

Deja un comentario