Cuando nos llega la tentación

5621
Cuando nos llega la tentación

Cuando nos llega la tentación

La tentación es la oportunidad de crecer y demostrar cuán enamorados y sometidos estamos de Jesús, no es lo peor que nos pueda pasar pues en definitiva, tarde o temprano, todos seremos tentados y depende de nosotros las buenas o malas concecuencias cuando nos llega la tentación.

Debemos entender que la tentación es NATURAL, el solo hecho de ser carne y vivir en el mundo (aunque no somos del mundo) nos compromete a sentir atracción a aquellas cosas mundanas y carnales.

Es NORMAL que a los hombres casados y solteros nos gusten las mujeres, es NATURAL.
Es NORMAL que a las mujeres casadas y solteras les gusten los hombres, es NATURAL.
Es NORMAL que el adolescente se sienta atraído por el mundo (música, fiestas, malas amistades, etc) es NATURAL.

También te puede interesar: Hazlo aunque a nadie le importe.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

 

Por eso para no acceder y caer en la tentación, que es el despertar de mi concupiscencia, debo mantenerme sometido a Dios e influenciado por el Espíritu Santo mediante la poderosa palabra del Señor, la cual actúa en el momento de la prueba y emana de mi corazón como chorro de agua que apaga el fuego de la concupiscencia que se quiere despertar.

En este día nos conviene poner cuidado a estas palabras que nos enseña a mantenernos firmes y limpios ante Dios, porque recordemos No hay excusa para fallar, en Cristo estamos seguros.

“Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría, al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén”. Judas 1:24-25.

Por: Eduardo Cuadros

Deja un comentario