Nosotros los humanos sí hacemos acepción de persona, pero Dios es un Dios que vino a salvarnos a todos, sin preferencia alguna, así que Dios no hace acepción de persona.

Para Dios no hay estrato, Dios es un ser misericordioso y amoroso, el cual se trazó una meta enviando a su hijo a rescatarnos.

Lázaro era un hombre leproso de pie a la cabeza, este hombre es tipo de la iglesia, mientras que el rico es tipo del mundo.

También te puede interesar: Una cita con la muerte.

Toda persona necesita conocer el evangelio, necesita conocer el plan de salvación.

La iglesia del Señor no solamente predica el evangelio en las ciudades, en los municipios, pueblos, sino que lo hace también en las veredas, en las cordilleras y en cualquier lugar más remoto que puede existir, porque para ellos también es el evangelio.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Además el evangelio también está llegando a las tribus indígenas, cárceles, hospitales, entre otros, y todo esto es porque Dios no hace acepción de persona.

Vale la pena anunciar el evangelio porque los resultados se ven en la vida de las personas.

Dios no hace acepción de persona, él vino a salvar a los ricos, a los pobres, a los profesionales, al analfabeta, al pequeño, al grande, porque él vino a salvarnos a todos, no importando la condición humana.

Dios no hace acepción de persona

No importa el pecado de hayas cometido, no importa su tamaño, el Dios que predicamos es el Dios que no hace acepción de persona.

Si deseas conocer más sobre este tema, puedes ver la siguiente enseñanza, que será de bendición para tu vida.

"Te invitamos a que te suscribas a nuestro Canal de Youtube"

Dios no hace acepción de persona

Pastor: Rodrigo Seguanes

Deja un comentario