En estos tiempos se han proliferado tantos grupos religiosos, y algunos hombres se han vuelto famosos en el mundo, por causa del “evangelio” (entre comillas). Pero lo importante es que nosotros seamos edificados pero de verdad.

El apóstol Pablo nos habla del fundamento “Yo como perito, arquitecto, puse el fundamento, el cual es Jesucristo, y nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto” dice el apóstol, “Así que puse el fundamento y otro edifica encima”.

Pero miremos todo aquel que edifica, como sobreedifica, porque la obra que haga cada uno, su obra va a ser probada, a eso hay que ponerle atención.

No solamente les tocará a todos aquellos que dicen que son cristianos, aun dentro de la iglesia, todos aquí vamos a ser probados.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

¿Cuándo será esa prueba?

La Biblia habla del tribunal de Cristo, cuando suene la final trompeta y nos llame al cielo, ahí habrá el tribunal de Cristo que es para los creyentes.

Ese no es el juicio final que será después que pase el milenio, donde todas las naciones, toda la gente de todos los siglos, se presentarán ante Dios, allí juzgará a cada uno conforme a sus obras.

Aquí en la tierra hay muchos inocentes que están condenados, y mucho culpables que están libres, porque los jueces no son adivinos, pero este juez, que es el juez de vivos y de muertos, lo sabe todo.

Él conoce la obra de cada uno, ese es el juicio final, los creyentes en Jesucristo, los que hemos creído en su obra, los que nos hemos convertido a él, no estaremos en el juicio final, porque los que van a estar en el juicio final son aquellos que no le entregaron su vida a Jesucristo.

También te puede interesar: Cuando es que vamos a ser salvos.

Así que no habrá juicio final para nosotros, porque el juicio nuestro lo sufrió Jesucristo cuando fue crucificado en la cruz, ahí se pagó la culpabilidad, no solamente la nuestra, la de todo el mundo, la muerte de Cristo en la cruz fue para quitar de en medio el pecado.

Juan el Bautista dijo “He aquí el cordero de Dios, que quita el pecado del mundo” y lo quitó.

¿Cuál pecado?

El pecado original, el que cometió Adán, que contaminó toda la raza humana, lo llevó el Señor Jesús.

Lo que pasa es que cada ser humano fue heredero de la naturaleza pecaminosa, entonces el hombre ya no está para que lo condene ese pecado original, sino que lo condena sus propios pecados, por eso la Biblia habla del pecado, y de los pecados.

También te puede interesar: La justificación de nuestros pecados.

En este tiempo que la iglesia ha prosperado, la iglesia ha crecido y hay muchas organizaciones también del Nombre, de nuestra misma doctrina, y la gente se preguntará ¿Para dónde voy?

Pero pensemos en esto, Jesucristo es el fundamento, nadie puede poner otro fundamento que ya está puesto, el cual es Jesucristo. La invitación hoy es que seamos edificados pero de verdad.

y Jesucristo le dijo al apóstol Pedro, cuando dijo que él era el Cristo, el Hijo del Dios viviente, entonces el Señor le dice “Bienaventurado eres Pedro hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos; yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia” (no sobre Pedro, sino sobre la declaración que Pedro hizo) esa es la palabra tremenda.

Y tal vez no le hemos puesto atención a la otra palabra que también es importante, pero la más importante es esta: y él dijo “Y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella” una palabra importantísima, pero esta primera es más importante “Sobre esta roca edificaré mi iglesia”.

Es decir, el único que fundó iglesia es Jesucristo, y el único que la sigue fundando y no solamente fundando, sino que todavía la sigue edificando.

Edificados pero de verdadAdemás dice que la iglesia son gentes de todos los pueblos, tribu, nación y lengua.

Hoy en día la predicación del evangelio es para todo el mundo, para que todo aquel que cree no se pierda, sino que tenga vida eterna, y el que cree, viene a ser parte de la iglesia.

Algunos están predicando que se pueden convertir naciones enteras, pero eso no lo dice la Biblia nunca.

El Señor a los apóstoles en San Marcos les da un mandamiento “Id por todo el mundo”, el evangelio es para todo el mundo y la muerte de él fue para todo el mundo también.

Te recomendamos leer: Id y predicad esa fue la orden.

Estamos hablando de que seamos edificados pero de verdad.

Recordemos:

¿Qué es el evangelio?

El evangelio es Crucifixión, muerte, sepultura y resurrección de Jesucristo, conforme a las escrituras.

El apóstol Pablo dice que él tenía mucho conocimiento, muchas cosas, muchos privilegios, pero que los tuvo por basura, a causa del evangelio, para ganar a Cristo.

Nuestro mayor propósito que debemos tener cada uno de nosotros en su corazón, es que seamos edificados pero de verdad.

Hoy en día las iglesias han crecido mucho y han cambiado para bien, tenemos buenos músicos, buenos cantantes, medios sociales y algunas usan mucho la tecnología.

Pero lastimosamente a muchos creyentes les está afectando la tecnología, porque la usan mal.

Algunos preguntaran: Si Jesús hubiera estado en la tierra en un tiempo como ahora ¿Se hubiera montado en un avión?

Claro que sí, todos los medios los hubiera utilizado para predicar el evangelio.

Si deseas ampliar más sobre este tema, te invitamos a que saques un poco de tu tiempo, y veas la siguiente enseñanza, que sabemos será de bendición para tu vida.

"Te invitamos a que te suscribas a nuestro Canal de Youtube"

Edificados pero de verdad

Pastor: Plutarco Torres

Deja un comentario