Todo el planeta está destinado al fuego, en el día del juicio, así que el fin de todas las cosas viene porque viene, eso dice la Biblia.

Lamentablemente hoy en día, a mucha gente de la iglesia, se le olvida que el Señor viene.

Cuando hablamos del fin, nos referimos al día del Señor, el final de las cosas.

Son muchas las referencias bíblicas que afirman que el día del Señor vendrá, que será ardiente, que el fuego consumirá todo, que habrá un cataclismo mundial.

Dice la Biblia que ese día será ardiente como un horno, que los impíos y los desobedientes serán como estopas.

El fin de todas las cosas viene porque viene - Clodomiro Lobo

También te puede interesar: Estamos en el tiempo del fin.

La palabra de Dios se le adelantó a todos los científicos. En el libro de Job dice: “Debajo de la tierra está como convertida en fuego”. Job 28:5.

¿Cómo supo Job en aquella época tan remota, que el núcleo de la tierra era una gran masa ígnea?

¿Que cuando la presión es demasiado, se explota y esa magma sale por los volcanes?

Recordemos que cuando aparecieron los científicos, ya la palabra de Dios existía.

Por eso seguimos creyendo en la palabra de Dios en pleno siglo XXI, porque ella sigue siendo verdad y no pierde efecto.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

 

Ni para decir que la ciencia supera a Dios, cuando ellos dicen una cosa, ya el Señor lo había dicho en su palabra, esto es prueba de la veracidad de la palabra de Dios, porque la palabra de Dios es la verdad.

La Biblia es un libro prodigioso que no lo supera nadie, este libro habla del día del Señor, del fin.

Es más, la Biblia no es un libro de conjeturas e hipótesis, la Biblia es un libro de declaraciones precisas; por ejemplo, la Biblia dice: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”, “en tal tiempo sucedió esto y aquello”.

La Biblia en ninguna parte dice “pudo ser, de pronto”, no como dicen los científicos: “aproximadamente, pudo haber sido así”, así no habla la Biblia, el lenguaje de la Biblia es “esto fue así y así” porque es que quien lo dice ahí tiene autoridad.

También hay muchas fuentes extra bíblicas que afirman que el final de nuestro planeta será ardiendo en fuego.

Si la gente no le cree a la Biblia, a lo que dice Dios, deben creerle a los científicos, que hay bastantes que declaran algo similar a lo que dice Pedro, que el fin de todas las cosas viene porque viene.

“Sin que la humanidad se diera cuenta, en la época de la guerra fría, por los años 70-80, el Kremlin, la Casa Blanca y el Pentágono, dice la historia, estuvieron a pocos minutos de desatar una tercera guerra mundial.

Con capacidad de producir una conflagración planetaria de dimensiones infernales, y la humanidad ingenua e indefensa no supo que esas dos potencias, estuvieron a punto de accionar bombas atómicas subterráneas, pudieron haber desatado un desastre apocalíptico”.

Ellos tienen botones con que controlan eso, pero el que controla el universo, el que tiene el control de todo, se llama Jesucristo.

Nosotros no somos científicos, sino que solo somos creyentes. “Bienaventurado los que no vieron y creyeron”.

Un escritor dijo: “Las bombas atómicas en órbita no son un juguete, dirigidas hacia ciudades indefensas, donde morirán millones de seres humanos inocentes”.

Los científicos se preocupan porque saben que las cosas están “color de hormiga”, ellos si saben que la cosa está seria, aunque no sean creyentes de la Biblia.

“En cierta ocasión leí un artículo, que hablaba de una cantidad de bombas atómicas que hay orbitando alrededor de la tierra, que con solo oprimir botones en El Complejo Subterráneo de la Montaña Cheyenne, en los Estados Unidos, se producirá una horrenda confragación, con la cual la suerte de la raza humana sería fatal”.

Los que saben dicen, que para los desechos atómicos radiactivos que existen, no hay lugar seguro en el mundo donde guardarlos y que tarde o temprano, fallarán y sucederá lo más horrible.

Así que para los que creen que es imposible que la tierra se queme, hoy te digo, que candela es lo que hay de sobra por todas partes y el fin de todas las cosas viene porque viene.

Entonces, Pedro no estaba errado cuando dijo que los cielos y la tierra que ahora existen están guardados para el fuego del día del juicio y por fin la justicia llegará a la tierra.

Pedro no estaba equivocado, seguimos creyendo en la palabra de Dios, esto no es cuento, esto es verdad.

"Te invitamos para que nos sigas en nuestro Canal de Youtube"

Si deseas ampliar más sobre este tema, te invitamos que visites el siguiente video.

El fin de todas las cosas viene porque viene

Pastor: Clodomiro Lobo

Deja un comentario