Dios muchas veces trató a Israel muy mal, otras veces los castigó fuertemente, pero en este versículo Dios no trató mal a Israel, sino que con cariño y con amor le dice: “No temas gusano”. Hoy hablaremos sobre “El poder del gusano está en la boca”.

El mundo se pregunta ¿Qué tendrá el pueblo de Israel que las naciones tan poderosas como los filisteos ya no existen? Entre Dios e Israel hay un secreto que el mundo no ha logrado descubrir.

También te puede interesar: Si te pregunta quién eres dile toda la verdad.

Hubo un hombre en el Antiguo Testamento que se planteó un problema, que murió y no hubo quién se lo respondiera, él se puso a contemplar la grandeza de Dios y después desciende a la tierra y se pone analizar al ser humano y tiene un choque y se hace este planteamiento:

¿Cómo se justificará al hombre para con Dios? y ¿Cómo será limpio el que nace mujer?

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Y él dice: “He que aquí que ni la misma luna será resplandeciente, ni las estrellas son limpias delante de sus ojos, cuánto menos el hombre que es un gusano y el hijo del hombre también gusano”.

Dios trata a Israel de gusano en un momento crítico, pero Israel entiende lo que Dios le está diciendo, en esa clave secreta.

Quisiera preguntar: ¿Qué tan fuerte es un gusano?, ¿Cuánto vale un gusano?, pero como un gusano que no tiene hueso, que es tan débil, ¿cómo se introduce en un árbol tan duro, que tardan días en derribarlo?.

El gusano es uno de los animales más poderoso del mundo y tiene un secreto, el gusano tiene un poder, pero lo tiene oculto, ese poder lo tiene en la boca, y él se abre paso a través de situaciones duras.

El poder del gusano está en la boca

El gusano con su boca se abre paso por las situaciones más duras y más difíciles y pasa al otro lado, porque el poder del gusano está en la boca.

En Israel había una mujer muy sencilla, humilde y se casó con un señor que la quería, pero ella no le podía dar hijos y fue y se buscó otra mujer y la otra mujer de nombre Penina si le dio hijos e hijas, pero esa muchacha humilde no tenía hijos.

Te recomendamos leer: No es tu belleza, es la humildad.

Entonces su rival la irritaba, enojándola y entristeciéndola porque Jehová no le había concedido tener hijos.

La Biblia dice que Ana era una mujer que vivía afligida por esto, vivía acongojada, atribulada de espíritu, una mujer sin futuro, ni esperanza humanamente, pero el gusano abrió su boca.

Esa mujer era como un gusano sin valor delante de la sociedad, pero todo terminó para ella el día que fue a una iglesia y encontró el altar y como el poder del gusano está en la boca, se arrodilló y abrió su boca y ella con amargura de alma oró a Jehová y lloró grandemente.

Tu y yo somos gusano, pero cuando nos arrodillamos y clamamos a Dios, podemos obtener cosas impresionantes, porque el poder del gusano está en la boca.

El gusano se abre paso, a través de lo más duro y lo más difícil con su boca.

Y todo terminó ese día y el Cana se llevó a Ana y Jehová se acordó del gusano y le dio un hijo que desde Dan hasta Beersheba todo Israel supo que el hijo del gusano era fiel profeta.

¿Quién lo hubiera creído? pero todo eso, porque el poder del gusano está en la boca.

Los hijos de Israel estaban en Egipto esclavos cuatrocientos años y les afligieron el alma hasta decir no más, y los israelitas en Egipto eran gusanos.

Un día Dios bajó del cielo y se encontró con Moisés en una zarza y le dijo: Tengo cuatrocientos años de ver como sufre el pueblo, he oído su clamor, he descendido para librarlos.

Dios se levantó de su silla, cuando el gusano abrió su boca, Dios acabó con Egipto y los que parecían gusanos indefensos se volvieron los más poderosos del mundo porque el poder del gusano está en la boca.

Te recomendamos leer: Nunca camines solo.

Israel está rodeado de enemigos y no sabe qué hacer y el Señor usa una fresa secreta y le dice ¡No temas gusano, ya sabes lo que tienes que hacer, háblame! “Clama a mí y yo te responderé y te mostraré cosas grandes y ocultas que tú no conoces”.

Cuando el patrón te ofenda, te hieran lo que más te duele; cuando te metan en un chisme que tú ni sabías, no te pongas a pelear porque el poder del gusano está en la boca.

El hijo de Agar, el hijo de nadie, la mamá lo dejó por allá tirado para que se muriera, el mismo Dios descendió del cielo y dijo: he oído la voz del gusano, el niño alzó la voz y lloró y Jehová oyó y descendió, todo porque el poder del gusano está en la boca.

Nosotros nos abrimos paso a través de las circunstancias más duras y adversas que se nos presente en esta vida, cuando abrimos nuestra boca y clamamos a Dios, todo cambia inmediatamente, porque el poder del gusano está en la boca.

Si estás viviendo un momento difícil de tu vida, y crees que no puedes más, te invitamos a que veas la siguiente enseñanza, sabemos que te confortará muchísimo.

También te puede interesar: Hoy puede ser tu día esperado.

El poder del gusano está en la boca

"Te invitamos a que te suscribas a nuestro Canal de Youtube"

Pastor: Moisés Herrera

Deja un comentario