El servicio a Dios – Danilson Ortega

La persona que desee servir al Señor, debe estar disponible para aceptar y enfrentar retos, pero hay promesas de Dios para los que ponen sus vidas a el servicio a Dios.

“Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios”. 1 Pedro 4:10.

El que dedica su vida y tiempo para servir a Dios, está cumpliendo un ministerio que Dios le ha dado. En la iglesia nadie está con las manos vacías, porque desde el momento que Dios nos llamó, nos proveyó de un ministerio y de eso Dios algún día nos llamará a cuentas.

También te puede interesar: El plan de salvación.

El servicio a Dios es todo trabajo a la obra de Dios, eso lo ve Dios como un servicio para él.

“Amado, fielmente te conduces cuando prestas algún servicio a los hermanos, especialmente a los desconocidos, los cuales han dado ante la iglesia testimonio de tu amor; y harás bien en encaminarlos como es digno de su servicio a Dios, para que continúen su viaje. Porque ellos salieron por amor del nombre de El, sin aceptar nada de los gentiles. Nosotros, pues, debemos acoger a tales personas, para que cooperemos con la verdad”. 3 Juan 3-8

Deja un comentario