En la debilidad Dios se hace presente

463
En la debilidad Dios se hace presente

En la debilidad Dios se hace presente

A pesar de nuestra humana debilidad la cual nos deja en gran desventaja a la hora de querer agradar a Dios, podemos contar con la misericordia de Jesús siempre, porque en la debilidad Dios se hace presente.

“Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos”. Romanos 5:6.

Es precisamente en la debilidad humana donde logramos experimentar la intervención poderosa de Dios.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

  1. Al salmista: Jehová guarda a los sencillos; Estaba yo postrado, y me salvó. Salmos 116:6.
  2. A los discípulos en la tempestad: “Y él estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal; y le despertaron, y le dijeron: Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos?” Marcos 4:38.
  3. La mujer enferma: “Pero una mujer que desde hacía doce años padecía de flujo de sangre”. Marcos 5:25.
  4. Los discípulos enfrentados a una multitud hambrienta: “Aquí está un muchacho, que tiene cinco panes de cebada y dos pececillos; mas ¿qué es esto para tantos?”. Juan 6:9.

Todos estos ejemplos recibieron la respuesta poderosa de Jesús en medio de su debilidad e impotencia.

Por lo tanto hoy te invito a que creamos que en medio de tu debilidad e incapacidad, Dios se va a glorificar.

Que lo que tú no puedas hacer, él sí lo hará para la gloria de su nombre, por eso gózate, anímate y descansa en Jesús.

También te puede in interesar: Qué hacer con los temores de la vida.

“Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte”. 2 Corintios 12:10.

Por: Eduardo Cuadros

Deja un comentario