Tenemos que seguir fortaleciendo nuestras familias, con lo valores y verdades bíblicas, que han sostenido nuestras familias, de generación en generación.

Los principios de Dios no se pueden cambiar, porque son principios son perfectos.

No permitamos por nada del mundo que nuestras familias fracasen, que siempre vayamos de la mano de Dios, y con su ayuda tratemos de salvar nuestros hogares.

También te puede interesar: Como vivir en paz en nuestro hogar.

Hay un llamado a vivir hoy teniendo a Cristo en el centro de nuestra casa, para poder mañana disfrutar de familias salvas y victoriosas.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Cuando Dios diga que algo es negro, aunque nos parezca blanco es negro, por tal motivo, debemos aprender a entender, lo que nos conviene y lo que no nos conviene para nuestras familias, pero para esto, es necesario comprender el diseño de Dios y los principios que lo sustentan.

Hay algunas teorías que dicen que para que hayan matrimonios duraderos, las parejas deben ser de mente abierta, donde la infidelidad no importe.

Fortaleciendo nuestras familias

Vivimos en un mundo perverso, donde hay pensamientos diabólicos que están atacando nuestras familias.

Cuando el hombre atiende la palabra de Dios, surte efecto en su vida de inmediato, recordando que estamos en el camino de la perfección y Dios no nos dejará jamás solos.

En el momento en que usted y yo decidamos ser diferentes para agradar a Dios, nos echaremos al mundo en nuestra contra.

Pero si nos mantenemos y somos obedientes y caminamos con Dios, entonces vamos a salir victorioso en el nombre de Jesucristo, procurando cada día ir fortaleciendo nuestras familias.

Ver también: Entendiendo a los niños.

Las cosas en Dios no son por casualidad y si aparecen escritas en la Biblia, es porque así fueron y ese es el mensaje que debemos transmitir a través de todas las generaciones.

Cuando un niño se le instruye en los caminos del Señor, puede hacer y deshacer en el mundo, pero la instrucción que se le dio por medio de la palabra de Dios, tarde o temprano hará efecto.

Hemos tomado una mala costumbre y es que sólo a las escuelas dominicales es que traemos a nuestros niños, pero debemos traer nuestros hijos a todos los cultos.

Muchas veces sacamos excusa, que no traemos los niños al culto, porque nos distraen, y los dejamos en la casa entretenidos a la deriva de la tecnología. Ver también: Nuestros hijos y la tecnología.

El enemigo en esta época aprovecha la tecnología para atacar a nuestras familias, pero ellos no tienen la fuerza para resistirse a esas cosas.

Los únicos que deben estar pendiente de ellos somos nosotros los padres, para sacarlos adelante, porque es un momento difícil por los que ellos están pasando.

Pero mientras ellos están pensando en otra cosa, nosotros debemos estar constantemente, sembrando en ellos la palabra de Dios y orando mucho por ellos, que sea una labor de día a día ir fortaleciendo nuestras familias.

"Te invitamos a que te suscribas a nuestro Canal de Youtube"

Fortaleciendo nuestras familias

Por: Miguel Quiroz

Deja un comentario