La alabanza y la adoración sólo es para Dios

A Jesús sólo le adoran los que saben quién es Él, más los que no le conocen adoran a cantantes, actores de cine, jugadores de fútbol, entre otros… Debemos entender y concientizarnos que la alabanza y la adoración sólo es para Dios.

También te puede interesar: La adoración y el verdadero culto.

La Biblia comenta que en cierta ocasión los discípulos echaban los mantos al suelo, cortaban ramas y las echaban en el camino diciendo: “Hosanna en las alturas, bendito el que viene en el nombre del Señor” y llevaban un escándalo mientras alababan y adoraban.

Pero algunas personas le dijeron a Jesús: Corrige a tus discípulos porque están haciendo mucha bulla, pero Jesús les responde: “De cierto de cierto os digo que si estos callaran, las piedras clamarían”.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

 

Esto tiene un significado muy profundo, porque para que alguien sea adorador y alabe al todopoderoso, primero tiene que conocerlo, los que no lo conocían le dijeron: “Manda a callar a tus discípulos, porque están haciendo mucha ruido”.

El que verdaderamente conoce a Dios, que es agradecido, que lo contempla, que lo conoce, no puede callar, sino que de lo más profundo de su corazón sale una alabanza.

La escritura dice que en el cielo ángeles, querubines y serafines lo alaban y lo adoraban sin parar, noche y día por los siglos lo alaban.

A Dios en el cielo lo alaban continuamente millones de seres celestiales, pero él espera de ti, tu alabanza y tu adoración

La alabanza que sube de la iglesia, es muchísimo mejor que la que dan los seres celestiales, porque los seres celestiales nunca han tenido la experiencia de haber estado perdidos, condenados, destituidos de la gloria de Dios, pero cuando un redimido alaba eso es maravilloso, porque lo hace con todo su corazón y con toda su fuerza.

Ojala que ningún redimido deje de adorar y de alabar al Señor Dios todopoderoso, porque es con lo único que podemos presentarnos ante él, con la alabanza y la adoración de nuestro corazón.

Sepa usted que la meta principal de Dios con el creyente, es llevarlo a hacer un verdadero adorador.

Alabar no es solamente cantar, sino que es contemplar, reconocer, amar, reverenciar y obedecer a Dios.

La alabanza y la adoración sólo es para DiosLa alabanza y la adoración se basan en el amor, porque para adorar a Dios con todo el alma, hay que amarlo y razones suficiente tenemos para amarlo.

Con solo que Dios es el creador de todas las cosas y reconocerlo como creador, se merece toda la gloria y la alabanza, se merece el amor de todo nuestro corazón.

Recuerda que siempre Dios busca un adorador que le adore de corazón.

Pastor Plutarco Torres

Deja un comentario