La duda – Libardo Figueroa

La duda se corrige solo con un encuentro con Dios y si no lo corriges a tiempo, ese pecado de la incredulidad te va a sacar de la iglesia y vas a terminar perdiéndote. La duda – Libardo Figueroa.

También te puede interesar: Somos mayordomos de nuestro tiempo.

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios”. Efesios 2:8

Deja un comentario