Hay una historia de un hombre que cuidó muchas viñas, pero la de él la descuidó. Hablaremos sobre la familia es un tesoro valioso.

Nosotros tenemos una filosofía de vida, una convicción que está cimentada en la Biblia.

También te puede interesar: Fortaleciendo nuestras familias.

Hoy en día nosotros le damos la bienvenida a muchas cosas, pero el filtro nuestro es la palabra de Dios, lo que no se ajuste a la palabra de Dios, por bonito que suene, realmente no le debemos dar la atención que merece tener.

Nuestro filtro es la palabra de Dios y nuestro detector es el Espíritu Santo.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

"Te invitamos a que te suscribas a nuestro Canal de Youtube"

Para hablar de familia tenemos que entender y empezar diciendo, que la familia fue instituida por Dios, en otras palabras, es un invento del creador.

Después que Dios creó todas las cosas, creó al hombre.

Te recomendamos ver: Vivir en familia, pero vivir bien.

Hay cosas que si uno profundiza en ellas, descubre la riqueza que hay en Dios y en esta bendita palabra que él nos ha revelado.

Dios creó a un ser humano, lo formó de la tierra, le dio una compañera y al final de todo dijo, que todo lo que había creado era bueno.

Y si dijo que era bueno, es porque verdaderamente es bueno, porque él nunca miente.

Dios es especialista en detalles y es perfeccionista, entonces debe ser que es bueno que el hombre tenga una compañera.

La familia es un tesoro valiosoDice la Biblia que Dios lo bendijo y le dio una orden “Fructificaos, multiplicaos y llenad la tierra”, así que la familia forma parte del plan de Dios, para que las personas nazcan y se desarrollen plenamente, para gozar de todo lo creado.

Ese es el propósito de la institución de la familia, para que la gente nazca en el seno de una familia, para que se desarrolle y para que pueda disfrutar de todo lo creado.

Lo que pasa es que a causa del pecado, nosotros hemos cambiado todo lo que se instituyó al principio.

Recordemos aquella palabra que tuvo Jesús con quienes quisieron abordarlo para corcharlo, y le dijeron “¿Por qué Moisés permitió dar carta de divorcio? Por vuestra dureza de corazón, pero al principio no fue así, porque no habéis oído que al principio el que los hizo, varón y hembra los hizo, por tanto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne”.

Es el propósito de Dios que un hombre y una mujer, ojalá, sin haber tenido sexo previo, se unan para entonces conformar una familia.

Lo que pasa es que la gente quiere fornicar y adulterar y como la forma que Dios dejó para que nos procreáramos es a través del sexo, entonces la gente se ha inventado miles de excusas para tener sexo y disfrutarlo.

Esa es la sociedad que tenemos hoy día, a eso es a lo que nos enfrentamos.

Abramos los ojos porque nos están bombardeando por todos lados y han dicho, incluso, que el modelo que Dios ha establecido está errado y hay que reformarlo.

Recuerda que tu familia le interesa a Dios.

No sabemos hasta cuando estaremos dispuestos, porque es que a veces hay cosas que quieren como colarse, pero siempre hemos creído que el pueblo de Dios rema y avanza contrario a la corriente de este mundo, siendo alumbrado por el Espíritu Santo.

Los muchachos hoy en día quieren tener relaciones sexuales, a los doce y trece años, no sabiendo que eso lo instituyó Dios con un propósito, claro que es para disfrutarlo, pero tiene su tiempo, su momento y su finalidad.

No podemos aceptar que la gente cambie lo que Dios ha dicho, para congraciarnos con el mundo.

Quien más que Dios para saber el asunto de las familias, de los padres, de los hijos, si él fue el que lo inventó; si Dios lo creó, entonces él tiene la primera y la última palabra sobre eso.

No estamos diciendo que no aceptemos lo que dice la psicología, ella tiene cosas muy buenas como herramienta, pero no es la psicología la que va a diseñar el modelo de familia que Dios ya diseñó.

Te recomendamos leer: La familia frente al siglo XXI.

Pero entendamos algo, la familia fue instituida por Dios, es por eso que ella es la institución fundamental de la sociedad, porque es en el seno de ésta donde se fomentan los valores y principios.

Pero para entender el propósito o la razón de la familia, tenemos que conocer los diseños y los principios que sustentan dichos principios que fueron diseñados por el que la instituyó.

Dios como diseñador y creador de la familia, nos muestra en su palabra cómo funcionan las familias; eso que llaman los roles, las funciones, eso lo explica la palabra de Dios.

Dice Efesios “Maridos amad a vuestras mujeres, como Cristo amó a la iglesia y se entregó a sí mismo por ella”.

Lo que pasa es que los caballeros por lo general son amables con las demás, pero con la que está en la casa no lo son y por esto las mujeres siempre se quejan.

Así que en Efesios aparecen unos principios, si estudiamos cómo Cristo amó a la iglesia, si un hombre se da a la tarea de cuidar a su mujer y de darle el trato como Cristo dice, entonces qué mujer no se convertirá a como es la iglesia con Cristo.

Así que hay unos principios que están puestos, delineados, que no se puede cambiar.

La familia tiene un diseño, unos roles o funciones que fueron establecidas en la palabra de Dios.

Si deseas ampliar más sobre este tema, te invitamos a que vea la siguiente enseñanza, será de bendición para tu vida.

La familia es un tesoro valioso

Pastor: Oscar Barrios

Deja un comentario