La oración de emergencia

Tanto se ha dicho que la oración es hablar con Dios, es el único medio de comunicación más seguro que tenemos hoy en día. Pero hay una oración que es la oración de emergencia, que la hacemos es momentos precisos.

También te puede interesar: El Dios que se deja hablar.

La oración es el punto de conexión entre Dios y nosotros, es la que nos mantiene unido y conectados con el Señor en todo momento.

Por medio de la oración es que nos mantenemos en comunión con Dios, por allí es donde Dios envía bendición a nuestras vidas y a nuestras familias. Ver también: Compartir con otros la bendición.

Cuando oramos hay un nexo de nuestro espíritu con el espíritu de Dios.

Orden de la oración

  1. Dar gracias a Dios por todo lo que él nos ha dado.
  2. Alabar y elogiar a Dios por lo que él es.
  3. Presentarle a Dios las peticiones.

Muchas veces comentemos el error, que apenas nos arrodillamos a orar, comenzamos es a pedir y a pedir, sin tener en cuenta el orden correcto de la toda oración.

La Biblia dice: “Entrar por sus puertas con acción de gracia” no con peticiones.

Acostúmbrese que no inicie su oración pidiéndole cosas a Dios, todo lo contrario, agradézcale primero, porque nosotros sí que tenemos mucho de que agradecerle.

La oración debe ser con expresiones espontáneas, no se trata de recitar o repetir de memoria frases que ya fueron escritas.

La oración no es para lamentarnos ni quejarnos por todo, la Biblia dice que debemos darle gracias a Dios por todo, no importando si estamos pasando por un mal momento.

Hay gente que estando en culto mientras oran, aprovechan para salir y caminotear, pero esto es una falta de reverencia y de respeto a Dios, porque cuando oramos estamos hablando es con Dios.

La oración debe salir del corazón, debe ser algo inherente en nuestra vida, no tienen que mandarnos a orar.

A Dios no le gusta que a nosotros nos obliguen a hablar con él, “venid ante su presencia con regocijo”.

Todo lo que se le ofrece a Dios, debe convertirse en un acto de adoración para él.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Tipos de oraciones

  • La oración cotidiana
  • La oración de intercesión
  • La oración de la media noche

La oración cotidiana es la que hacemos diariamente por costumbre, al levantarnos, al acostarnos, al ingerir los alimentos entre otros.

La oración de intercesión es cuando uno hace un propósito de interceder constantemente por algo o por alguien que lo necesita.

La oración de la media noche también llamada “la oración de emergencia”. Es una oración circunstancial, cuando aparece la crisis, la trajearía, se da cuando aparece una emergencia, se hace a la hora que sea y donde sea, porque es la oración de emergencia.

La palabra media noche no quiere decir que sea sólo de noche, se refiere al momento importuno, es una oración de emergencia, no importa si estamos en la calle, en el mar, en el río, se da en cualquier lugar.

La oración de emergencia

En este tipo de oración, por ser de sólo emergencias, hasta el ateo ora, en ese momento clama porque clama, y Dios es tan bueno que es capaz de ayudarlo, porque él es grande y bueno y su misericordia infinita.

El termino la media noche significa la premura del caso, la importunidad, el cual exige acción inmediata de parte del necesitado, donde el Señor también actúa de rapidez, es decir, es una oración que mueve hasta a Dios.

Es una oración de ruego, rogándole a Dios por necesidad, es un momento que en la vida a todos nos llega, es un momento serio, donde se invoca el nombre de Jesucristo.

La oración de la media noche mueve montaña y mueve al mismísimo Dios.

Recomendamos: La adoración y el verdadero culto.

La oración de emergencia es una oración que hace milagros


Pastor: Clodomiro Loblo

Deja un comentario