No le tengas miedo al servicio a Dios

459
No le tengas miedo al servicio a Dios

No le tengas miedo al servicio a Dios

Uno de los guiones más impactantes, a mi parecer, es el de la película “Troya”, al momento que buscan a Aquiles para definir la guerra un niño le dice: “El guerrero con el que vas a pelear es muy grande, a mí me daría miedo pelear con él” , a lo que Aquiles respondió, “Por eso nadie recordará tu nombre”. El consejo hoy es que no le tengas miedo al servicio a Dios.

Es natural el tener miedo cuando te usen en la iglesia en el servicio a Dios, ya sea: predicar, evangelizar, dictar clase de niños, echar fuera un demonio, entre otros.

Y como es algo muy grande, nos da temor asumir el reto.

También te puede interesar: Nunca dejes de soñar.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Le tememos a no ser capaces de hacerlo, a la burla de los hermanos y compañeros, al fracaso, al error y eso nos puede enfrascar en un mundo de conformismo y enfriamiento espiritual.

  • Ten en cuenta que nadie es capaz de responder al servicio a Dios, a no ser que Dios esté con él.
  • Nadie podrá vencer los retos y tener el respaldo que se necesita, a no ser que Jesús esté con él.

Le tememos a no ser capaces de hacerlo, a la burla de los hermanos y compañeros, al fracaso, al error y eso nos puede enfrascar en un mundo de conformismo y enfriamiento espiritual.

Te recomendamos leer: El servicio a Dios total.

Si tu fuiste llamado por Dios debes atender su llamado y estar seguro de la victoria, debes saber que por encima de las burlas de los errores que pueden llegar en el momento de la ejecución del servicio Dios estará respaldándote, dando la gracia y la victoria en tu vida y sobre todo tu nombre sera recordado en el libro de la vida por la eternidad.

“El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles”. Apocalipsis 3:5.

Por: Eduardo Cuadros

Deja un comentario