Siempre en todas las generaciones se ha hablado de tiempos malos, y es una de las preocupaciones de los padres con los hijos, de cómo será el futuro de ellos y cómo les irá a ir en la vida. Hoy hablaremos un poco sobre nuestros hijos y la tecnología.

También te puede interesar: Padres comprometidos con la niñez.

En todos los tiempos aunque ha habido maldad y pecado en diferentes modalidades, Dios siempre ha guardado a sus hijos, porque esta iglesia no la detendrá nadie.

Para ser santos no hay necesidad de irnos de aquí de la tierra, se puede ser santo aquí en la tierra con toda la maldad que haya aquí.

Nosotros sabemos que este mundo es pecaminoso, pero también tenemos claro, que Dios guarda a los suyos, lo que debemos es prepararnos para seguir viviendo en este mundo hasta que el Señor quiera.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Cuando una persona conoce a Dios, el mundo puede ser muy malo, pero esa persona aguanta vientos y mareas y se santifica en su verdad.

Hay padres que dejan sus hijos en la casa y no los llevan a la iglesia, porque “molestan mucho”, y los hijos quedan en casa viendo televisión o en Internet y no escuchan la palabra.

Nuestros hijos y la tecnología

No hay que dejar a los niños en la casa, es mejor traerlos a la iglesia no importa que tanto molesten, porque así se va sembrando en ellos la semilla de vida eterna, que tarde o temprano dará frutos.

Ver también: La responsabilidad de los padres.

Los retos que nos da la vida moderna hay que enfrentarlos, nos guste o no.

Si nuestros muchachos se preparan con la palabra de Dios, no les harán nada las redes sociales, ni navegar en Internet, ni nada de eso, porque estará protegido, rodeado del poder de Dios.

Ponernos en contra de la tecnología no es lo mejor, debemos prepararnos para seguir viviendo en este mundo moderno, que saldremos vencedores con la ayuda de Dios.

Debemos entender que los retos hay que enfrentarlos, y estos son nuestros retos nos guste o no y hay que preparar a los nuestro para los que viene y las futuras generaciones.

Las generaciones venideras, serán generaciones muy avanzadas, tanto que ni siquiera nos imaginamos como será, pero Dios sabrá que hacer con esa gente.

Te recomendamos leer: La familia es un tesoro valioso.

Creo que el Señor ya debe tener las estrategias listas para salvar a la gente de ese tiempo.

Nuestro trabajo es enseñarles a nuestros hijos la palabra de Dios, que ella los direccionará.

La mejor opción no es quitarle el dispositivo tecnológico al niño, sino que mejor sería, instruirlo en los caminos de Dios, enseñándole el temor, porque los que tienen temor aborrecen el pecado.

La tecnología viene porque viene, entonces preparémonos con recursos espirituales porque nada nos pasará.

Nuestros hijos son diferentes a los del mundo y por eso debemos sentirnos orgullosos de ellos, hay es que ayudarles para que sigan guardándose para Dios.

Nuestros hijos pueden irse a estudiar a cualquier universidad y a otra ciudad, e irán protegidos por el poder de Dios.

Aborrecer el mal debe salir de adentro de la vida de cada personal.

Si deseas ampliar más sobre este tema, te invitamos a que con un poco de tu tiempo, veas la siguiente enseñanza.

"Te invitamos a que te suscribas a nuestro Canal de Youtube"

Nuestros hijos y la tecnología

Pastor: Clodomiro Lobo

Deja un comentario