Para qué el matrimonio

Se conoce qué es el matrimonio, pero la pregunta es ¿ Para qué el matrimonio? ¿Para qué se hizo el matrimonio? Creemos que ahí es donde está el problema, que nosotros nos hemos inventado unas ideas que a la verdad no concuerdan con la realidad del matrimonio.

También te puede interesar: El matrimonio sólo para científicos.

Por eso a algunos no les resulta el matrimonio y terminan decepcionados de un matrimonio que no esperaban que fuera así, porque solamente era una ilusión.

Si usted quiere que el matrimonio le sirva para lo que no lo hicieron, el que tiene que estar molesto es usted consigo mismo, porque usted se inventó la idea para lo que el matrimonio no fue hecho.

"Te invitamos a que te suscribas a nuestro Canal de Youtube"

Resulta que todo empezó porque Dios hizo todo por parejas, hembra y macho, y cuando vio al hombre, había hecho nada más macho.

Entonces Dios dijo “No, esto no está bien, no es bueno que el hombre no tenga pareja” así que lo primero que el matrimonio vino a hacer, fue a resolver un problema, y era la soledad.

El hombre estaba solo, y no era bueno que estuviera así; y aquí tenemos el primer problema, porque el solo hecho de casarse, no asegura que vamos a estar acompañados.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

 

Pero el matrimonio fue hecho para que estuviéramos acompañados, entonces, si no lo estamos usando para eso, no le estoy dando el uso adecuado y no me está sirviendo.

Hay que ser conscientes de que lo que se tiene es un compromiso, y el primero es de no estar solos, él o ella, porque para eso seguimos en la soltería y no ha pasado nada, no molestamos a nadie, no se le daña la vida a nadie, y estamos todos felices y comiendo perdices.

Recomendamos: Un padre busca novia para su hijo.

Dios dijo “no es bueno” y a raíz de eso, la primera cosa que la Biblia considera es la soledad, es decir, que nadie se casa para tener cosas, porque llega un momento que la saturación nos dice que las cosas no nos sirven.

Entonces nos damos cuentas que no es lo que estamos buscando, después que tengamos lo necesario, materialmente hablando, nos damos cuenta que lo que hace falta es la compañía de alguien, lo primero es la gente.

No olvidemos que una casa llena de cacharros y sin personas no tiene valor, y si está sola, no es bonito, no es agradable, puedes tener de todo pero no es bueno que el hombre este solo.

Nadie se dé por ser tan independiente, que no necesita a otro, porque siempre vamos a necesitar a otra persona; primera cosa que consideramos del matrimonio es que nació para resolver el problema de la soledad.

Dios no se equivoca, nosotros hemos aceptado a Dios, pues aceptemos sus conceptos de la vida.

Hay un dicho que dice “Juntos pero no revueltos” pero en la vida matrimonial hay que revolverse, hay que estar juntos y revueltos, ese es el secreto, “No es bueno que el hombre este solo” es una compañía de cierta calidad.

Juntos pero no revueltos

Lo segundo que hay que tener en cuenta, es que el Señor a todo lo que creó le dio capacidad de reproducirse.

Así que la reproducción, aunque no sea el único fin del matrimonio, es uno de los fines más importantes.

La gente de hoy es muy liviana en su manera de examinar la vida, se les olvida que somos una especie y que todo miembro de una especie tiene una obligación de perpetuar, así que no podemos acabar con la especie.

Dios nos dio la capacidad de reproducirnos para que la tierra se llenara; nosotros tenemos un problema de procreación, pero resulta que la procreación implica relación sexual, y esa es otra situación que no queremos ver como es.

La relación sexual no solo es reproductiva, también es placentera, si Dios no hubiese querido que fuera placentera, no la hubiera hecho así.

Para qué el matrimonio

Los peces echan los huevos en el agua, y el macho echa el esperma y se reproducen ahí mismo en el agua.

Pero Dios no quiso que el ser humanos fuera así, nosotros no inventamos el cuerpo del ser humano, cuando nacimos ya era como es.

No busquemos excusas tontas

  • No vengamos a pedir cuentas de porqué el ser humano es así, porqué siente así, no tenemos nada que ver con eso, eso lo hizo Dios solito.
  • No digamos que está mal hecho, porque cuidado, Dios no se equivoca, está bien hecho así.
  • No podemos cambiar la realidad de lo que Dios ha hecho para bien, nosotros tenemos que aceptar esa realidad, que la relación sexual es pasional, así la hizo Dios.
  • No es porque el mundo es corrompido que la hemos hecho así, es que fue Dios quien la inventó, no fuimos nosotros.

Nosotros no buscamos el placer, es que Dios nos dijo: busquen placer, “sus caricias te satisfagan todo el tiempo” entonces está bien, no dos veces a la semana, sino todos los días de tu vida, eso es lo que dice la biblia.

Esperamos que este artículo se haya podido explicar un poco sobre Para qué el matrimonio y cual es su propósito.

Te recomendamos que leas: El matrimonio y los principios bíblicos.

Pastor: Alvaro Torres

Deja un comentario