No es posible caminar con el Señor, sino es por el Espíritu Santo. Hoy hablaremos sobre por qué es importante andar en el Espíritu.

Lo primero que sucede en el hombre perdido en el pecado, es que Dios le habla por medio del predicador, por medio de la voz del evangelista va el Espíritu Santo actuando.

Nunca el ser humano de su cuenta cambia solo, sino es la obra del Espíritu, he aquí la importancia de conocer el por qué es importante andar en el Espíritu.

Por eso dice que la obra del Espíritu es convencer al mundo de pecado, de justicia y de juicio.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

"Te invitamos a que te suscribas a nuestro Canal de Youtube"

Nadie puede convencer a un hombre que es pecador, por muy hábil que sea no lo podrá convencer jamás, porque el único que lo convence es el Espíritu Santo.

Nosotros tenemos claro quién es el Espíritu Santo, porque para muchos el Espíritu Santo es una tercera persona; la Biblia nunca nos ha dicho que hay tercera o segunda persona.

La Biblia dice, Padre, Hijo y Espíritu Santo, pero no diciendo que cada uno es una persona, sino que es Dios mismo manifestado como Padre, como Hijo y como Espíritu Santo.

Por qué es importante andar en el EspírituÉl es llamado Hijo en la Biblia porque nació de una mujer, en el cielo nunca ha habido un hijo, el Hijo comienza en Belén y fue necesario, como dice el profeta Isaías “porque un niño nos es nacido”.

También te puede interesar: Quien dio a concoer al padre y al hijo.

No nació en el cielo, nació en la tierra “porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado y el principado sobre su hombro” ese es el niño.

Y como dijo el ángel el día que anunció el nacimiento de Jesús “He aquí os doy nuevas de gran gozo que será para todo el pueblo, que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un salvador que es Cristo el Señor” ese ángel le dijo a Cristo que es el Señor.

Así que en ninguna parte en la Biblia aparece un hijo en la eternidad.

Jesús cuando estuvo en la tierra manifestado en carne, la misión fue morir y derramar su sangre para redimirnos.

Y cuando ya había hecho esa obra, ascendió al cielo y dice la Biblia muy claramente “Se sentó a la diestra de Dios, o a la diestra de la majestad en las alturas”. Ahora mismo ese cuerpo que resucitó está allá.

Pero como él es el Espíritu Santo, entonces él se manifiesta y vive en nosotros en Espíritu, y el Espíritu Santo es el que hace la obra.

Estamos hablando de Por qué es importante andar en el Espíritu.

Esto hay que entenderlo, porque cuando el creyente piensa que es por sus habilidades, que es por las cosas que hace, que es por su fuerza, nunca lo va a alcanzar.

Ese fue el fracaso de los israelitas, porque intentaron vivir la ley de Dios, pero sin un nuevo nacimiento, por eso, la ley en vez de salvarlos más bien condenó a todo ser humano.

Nadie puede vivir al nivel de la santidad de Dios por sus propias fuerzas, ni por buenas obras, sino que tiene que nacer de nuevo para ser hijo de Dios.

Te recomendamos leer: Análisis entre el padre, el hijo y el Espíritu Santo.

El apóstol le habla a los creyentes de todos los tiempos “Digo pues, andad en el Espíritu”.

Algunos piensan que andar en el espíritu es para los profetas, para los grandes evangelistas, pero eso es para todo creyente, el más humilde, el más débil, recibe la capacidad de Dios de andar en el espíritu.

Primero porque cuando nace en el Espíritu, engendrado por el Espíritu y nace de nuevo, inmediatamente es un hijo de Dios nacido del Espíritu, allí se cumple lo que el Señor Jesús le dijo a Nicodemo “De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo no puede ver el reino de Dios”.

Aquí no valen ceremonias religiosas, ni canticos, ni oraciones, ni practicas, si no nace de nuevo, jamás podrá entrar al reino de los cielos.

Muchos han querido imitar al pentecostal lleno del Espíritu Santo, pero no les funciona porque aquí no hay ninguna práctica.

Nosotros no hacemos esto para nacer de nuevo, sino que lo hacemos porque nacimos de nuevo.

¿Por qué es tan importante el nacer de nuevo?

Porque ahí es donde inicia el Espíritu Santo la obra, dice el apóstol Pablo “Estando persuadidos de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo”.

Cuando uno entiende esto, está más tranquilo, porque decimos que esto que tenemos lo comenzó él, y él no va a dejar esa obra comenzada.

Él la va a terminar y creemos que hasta el último día de nuestra vida, en el último suspiro estaremos diciendo “Señor, aquí estamos listos para que sigas haciendo la obra en mí”.

También te puede interesar: Porque debemos andar en el camino de Dios.

Nadie, jamás, se sentirá completo y cabal, siempre queremos más. Así nos quiere encontrar el Señor, deseosos, ansiosos de ser más santos, de ser más puros, de ser más servidores, más adoradores.

Ojala que nadie se deje enfriar espiritualmente, porque la vida cristiana es cien por ciento espiritual.

Todo ese recorrido de vida cristiana hasta el final, comenzó con el Espíritu y tendrá que terminar con el Espíritu.

Por qué es importante andar en el Espíritu

Pastor: Plutarco Torres

Deja un comentario