El camino del Señor es bueno, es angosto, es el camino de la vida, es el camino de la luz que nos conduce a la patria celestial, pero hay que andar en él y llegar hasta la meta. Veremos la importancia del porqué debemos andar por el camino de Dios.

¿Cómo se inicia este camino?

Es una pregunta que todos nos deberíamos hacer, porque hasta a eso hay que ponerle cuidado, algunos no lo inician como lo deben de iniciar, y creen que van por el camino, pero no, no van por el camino correcto.

También te puede interesar: El arrepentimiento camino para llegar a Dios.

Punto de partida

Este camino se inicia con el nuevo nacimiento, y el nuevo nacimiento no lo produce el hombre, sino que lo produce la predicación del evangelio por el Espíritu Santo, esa palabra entra al espíritu de esa persona y lo engendra para nacer de nuevo.

"Te invitamos a que te suscribas a nuestro Canal de Youtube"

Por eso Juan dice: “a lo suyo vino, y los suyos no le recibieron; más a todos los que le recibieron, a los que creen en su Nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios, los cuales no son engendrados de sangre ni de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios”.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

 

Igual que en la vida humana, una persona inicia la vida el día que nace, pero para nacer tiene que ser primero engendrado, igualmente el que ha nacido de nuevo, no se le hace pesado este camino, ni se le hace difícil, porque es lindo ser cristiano.

También puedes ver: Avivame en tu camino.

Pero el que trata de seguir este camino sin nacer de nuevo, o nació de nuevo y no ha aprendido a vivir en el espíritu, sino que vive en la carne, entonces no le será fácil el camino, porque caminando con él, el camino es fácil.

En este camino estamos seguros totalmente, porque el camino es el mismo Jesucristo; pero hay peligros alrededor, el enemigo anda alrededor buscando a quien devorar, pero él no puede entrar en el camino.

Recuerda que es de suma importancia que sepas el porqué debemos andar por el camino de Dios.

Para entrar al cielo hay una sola puerta, y un solo camino, pero para ir al infierno hay muchas puertas, y muchos caminos.

Porqué debemos andar por el camino de Dios

Dios dice “Yo soy la puerta” y también dice “sobre esta roca edificaré mi iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella”.

Miremos, las puertas del infierno no prevalecerán, no tomaran ventaja nunca frente a la iglesia, porque éste es el pueblo más poderoso que hay en la tierra, porque tiene el poder del mismísimo Dios.

Nosotros no somos unos débiles por ahí, y que nos lleve cualquier cosa si estamos en Cristo, tenemos poder del cielo, tenemos las armas de Dios para vencer, así que entendamos esto.

Duele cuando alguien no llega a la meta, cuando alguien se desvía por cualquier puerta, porque el acecho si lo hay y tenemos el enemigo.

La Biblia presenta al diablo como enemigo, no de Dios, sino de nosotros.

El apóstol Pablo dice que “No tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”. Con toda esa descripción cualquiera se atemorizaría, pero ese texto no llega hasta ahí.

El apóstol sigue diciendo “Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis soportar, y habiendo acabado el día malo, estad firmes” porque somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

Si alguien se cree que es débil, no es así, no es el único, todos somos débiles; aquí no hay gente súper hombre, ni gente fuerte, aquí somos hombres nacidos de nuevo, creyentes en Jesucristo, seguidores de él, dependemos de él y ahí nadie nos podrá hacer daño.

El enemigo está alrededor del camino, porque él no puede entrar en el camino, él está “alrededor buscando a quien devorar”, eso quiere decir que si alguien se sale del camino, lo devora, mientras esté en el camino no lo podrá tocar.

Este camino es para que caminen los redimidos de Jehová, y los redimidos irán a Sión que es un símbolo de la patria celestial, con gozo y alegría, y el Señor enjugará las lágrimas que hemos derramado en esta tierra y no habrá más llanto, ni dolor, ni muerte, porque todo habrá cesado para siempre, estaremos para vivir la vida eterna.

Te invitamos a que le eches un vistazo al siguiente video, donde hay una amplia explicación acerca de porqué debemos andar por el camino.

Porqué debemos andar por el camino

Pastor: Plutarco Torres

Deja un comentario