Porque debes decidirte por el evangelio

El pecado te hace enemigo de Dios y cuando alguien tiene un enemigo no vive tranquilo, no está contento, pero el evangelio te reconcilia con Dios, por eso intentaré explicarte, porque debes decidirte por el evangelio.

Antes de cualquier cosa, debes conocer el término “pecado”.

¿Qué es el pecado?

La Biblia enseña que el pecado es el quebrantamiento de la ley divina, en otras palabras: Es faltarle a Dios. Cuando una persona quebranta la ley de Dios, peca, por eso la mentira es pecado, porque Dios dijo: No mentiras.

Es de notar que Dios no sacó a Adán del Edén porque se comió una fruta, porque no fue así tan simple, es que había un mandato, “No lo harás” y lo hizo, eso significó que quebrantó el mandamiento de Dios y lo constituyó en pecador. Ver además: ¿Sabía Dios que Adán iba a pecar?

Cuando se habla de pecador, la gente piensa en ser borracho, drogadicto, fornicario, idolatra, pero algo tan sencillo como la falta de fe es pecado; en otras palabras, no creerle a Dios es pecado, la incredulidad es uno de los pecados muy grave. Si una persona no le cree a Dios, nunca podrá alcanzar andar en Dios.

El pecado es una herencia, que heredamos de nuestro primer padre Adán, que viene incluido en la naturaleza humana y nadie se escapa de ella.

El pecado es tan terrible que no se ahogó en el diluvio, ni con todo el fuego del cielo que cayó en Sodoma y Gomorra.

También te puede interesar: Dios nunca deja de ser fiel.

No solo se peca por acción, también se peca por omisión, porque si una persona no hace nada malo, pero tampoco hace nada bueno, igual está pecando, porque el que sabe hacer lo bueno y no lo hace, le es pecado.

La gente que conoce lo bueno, debe hacerlo, porque sino le es contado como pecado.

El pecado atormenta al hombre y hace que no tenga paz; la paz no es el fin de un conflicto armando, la paz es la tranquilidad que produce Dios en el alma de una persona.

Pastor Breidher Hazbun

Deja un comentario