¿Qué clase de maestro soy yo?

Hoy quiero invitarte a que nos hagamos una pregunta ¿Qué clase de maestro soy yo?. La idea es frelexionar y tratar de mejorar para poder servirle mejor a Dios.

“Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros”. Efesios 4:11

También te puede interesar: Que es un maestro.

Tipos de maestros

Maestros de cargo

Son aquellos maestros que sólo están por cumplir un compromiso o porque les toca, que a principio de año los nombran, pero llega un punto que quiere que se acabe el año para entregar el cargo y la Biblia le llama servidores inútiles.

“Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos”. Lucas 17:10.

Maestros de lección

Es el maestro que sólo lee la lección un día antes del domingo, llegando a clase sin haberla preparado, donde su clase se convierte en un desorden, haciendo dinámicas para matar el tiempo.

Maestros de vida

Son aquellos maestros que sus actos son enseñanzas, enseña lo que vive, es el que lo buscan sus alumnos para dar consejo, es un amigo, es fiel, es consecuente, toda su vida gira alrededor de su ministerio, va más allá del domingo, enseña de Dios, huye de la mediocridad, es innovador e investigador, honra su ministerio, ama la palabra de Dios.

Característica de un maestro de vida

  • Debe tener su vida limpia, porque con una vida sucia, no atrapa muchos peces.
  • Aprende a amar a sus alumnos, no importa cuál sea su estrato social, su condición física o su edad.
  • Enseña con propósito divino.
  • Los alumnos quieren ser como su maestro.
  • Sirve sin poner condiciones.
  • Tiene a Jesús como modelo
  • Agrada a Dios con lo que hace.
  • Buscador de la presencia de Dios.

Hay maestros que siempre sus enseñanzas son las mismas y eso es aburridor. Sus alumnos siempre están sin expectativas porque siempre va a ser lo mismo.

Todo maestro debe saber que no es por sus capacidades, ni por tantas herramientas que utilice, sino que primero debe estar Dios presente y después las metodologías que existen, recuerda Dios espera mucho de ti.

Tú y yo podemos ser mejores porque nuestro maestro de vida y modelo es Jesucristo.

Pastor: Olimpo Coneo

Deja un comentario