Qué es la apostasía y sus características

4777
Qué es la Apostasía

Qué es la apostasía

Pero el espíritu dice manifiestamente, que en los venideros algunos apostataran de la fe, escuchando a espíritu de error y a doctrinas de demonios.” 1 Timoteo 4:1. Hablaremos de Qué es la apostasía y sus características.

Características de los apostatas

  1. Son personas que han visto la luz y vuelven sus espaldas a la luz. (Hebreos 6:4-6)
  2. Siguen siendo religiosos, pero sin la eficacia de la piedad. (2 Timoteo 3:5)
  3. Están ordenados para esta condenación (Judas 4)
  4. No respetan autoridad (2 Pedro 2:10; Judas 8)
  5. Son murmuradores (Judas 15)
  6. Hablan cosas soberbias(Judas 16; 2 Pedro 2:18)
  7. Hacen divisiones (Judas 19)
  8. Prometen libertad a sus seguidores, pero en realidad lo que hacen es ponerlos en servidumbre (1. Pedro 2:19)
  9. No tienen amor a los hermanos (2 Timoteo 3:3; 1 Juan 1:7)
"Te invitamos a que te suscribas a nuestro Canal de Youtube"

El Señor Jesucristo dio a sus discípulos unas señales por medio de las cuales ellos podrían reconocer el tiempo de su venida y el fin del mundo. Entre otras señales les dio esta:

Y muchos falsos profetas se levantaran y engañaran a muchos y por haberse multiplicado la maldad, la caridad de muchos se enfriará“.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

 

San Pablo en 2 Tesalonicenses 2:3 explica: Que el “Día del Señor” no vendrá hasta que “Venga antes la apostasía“. Podemos darnos cuenta, que estamos viviendo en los últimos días de esta dispensación, porque estamos viendo el cumplimiento de estas señales.

Hay multitudes, que pretenden llamarse cristianos, siguiendo ciertas formas de religión y al mismo tiempo rechazan la verdad de Dios. Esto, hermanos, es APOSTASIA, y Pablo describe el fin de ellos diciendo: “Por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por tanto, pues, les envía Dios operación de error, para que crean a la mentira. Para que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, antes consintieron la iniquidad“. 2 Tesalonicenses 2:19-12.

Pero la apostasía no se refiere solo a las multitudes, que no quieren andar en la luz, sino aun en las iglesias fundadas sobre la verdad habrán apostatas y réprobos, que trataran de torcer la sana doctrina para llevar discípulos tras sí.

Dice San Pablo en Hechos 20:29-30 “…Entraran en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonaran al ganado; y de vosotros mismos se levantaran hombres, que hablaran cosas perversas para llevar discípulos tras sí“. Pero nunca debemos pensar, que tales hombre se presentaran en su apariencia real de lobos, pues dice el Señor Jesús que ellos vienen “Con vestidos de Ovejas, más dentro son lobos rapaces“. Mateo 7:15.

No podríamos reconocerlos por su apariencia exterior ni por el sonido de la voz porque por lo general son personas muy simpáticas con una voz suave, pero el Señor dice a esto: “por sus frutos los conoceréis.”

Maneras de obrar del Apóstata o “Lobo”

  1. Nunca llega al pastor de las ovejas para convertirlo porque sabe que él está bien establecido en la verdad, así que él va a las ovejas y a los más flacos del rebaño.
  2. Nunca persuade a las ovejas a ser obedientes a sus pastores, quienes, según Hebreos 13:17 Velan por vuestras almas, pero el trata de envenenar el ánimo de los creyentes contra su pastor.
  3. Nunca amonesta al creyente a “contender eficazmente por la fe, aunque una vez ha sido dada a los santos” Judas 3. Pero siempre tiene una nueva cosa para enseñarle.
  4. Nunca enseña al creyente a glorificar a Dios por las bendiciones, que recibe en su iglesia, pero en cambio lo incita a la crítica y a las murmuraciones. Es muy pronto para atribuir el poder, milagro que se manifieste en la iglesia no lo atribuye a Dios sino a los demonios. Él no trabaja para la unidad de la iglesia, pero si hace todo posible para dividirla.
  5. No está sujeto a ninguna autoridad y enseña a los otros a seguir lo mismo. Frecuentemente dice: “Yo no me someto a los hombres, sino solamente a Dios“. Al creyente flaco estas palabras le parecen bonitas y razonables, pero ignorando que él que esto dice, o sea el lobo, tampoco se somete a Dios. El siente orgullo de sí mismo, deseando ser importante; no quiere seguir a otros, pero en cambio si quiere que otros lo sigan a él.
  6. No tiene amor a los hermanos, pero está lleno de tinieblas. 1 Juan 2:9. Tampoco ni quiere ni es capaz de cooperar con los demás.
  7. Quiere ser independiente, queriendo ignorar que la iglesia de Jesucristo no es independiente sino que “muchos somos un cuerpo en Cristo, mas todos miembros los unos de los otros”. Romanos 12:5.
  8. Siempre viene con una nueva doctrina, rito o algún reglamento. Como no tiene raíces espirituales para lograr la edificación, que se obtiene en la sana doctrina, tiene que ocuparse en buscar cosas nuevas, con la esperanza que estas cosas quizás pueden llenar le vacío que hay en su propio corazón y en el de sus seguidores. Pero su nueva doctrina, no lo va a satisfacer ni este año ni el venidero.
  9. No enseña que el creyente es justificado solamente por la fe en Cristo, sino que a esto quiere añadir ritos y reglamentos, frutos de su propia imaginación para que las personas haciendo estas cosas se sientan más piadosas y santificadas en vez de dar cabida en sus vidas al verdadero poder de Dios. También mucho de libertad pero realmente viven en una severa servidumbre.

Recordemos hermanos, que Cristo ha sido hecho por nosotros, sabiduría y justificación, satisfacción y rendición, para que como está escrito: “El que se gloría, gloríese en el Señor“. 1 Corintios 1:30.

Mas ahora habiendo conocido a Dios, o más bien, siendo conocido de Dios, como os volvéis de nuevo a  los flacos y pobres rudimentos en los cuales queréis volver a servir? . Gálatas 4:9.

“Que ya no seamos niños fluctuantes y llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de los hombre que, para engañar, emplean con astucia los artificios del error; antes siguiendo la verdad en amor crezcamos en todas las cosas en aquel que es la cabeza, a saber: Cristo, del cual todo el cuerpo compuesto y ligado entre sí por todas las junturas de su alimento, que recibe según la operación, cada miembro conforme a su medida toma aumento de cuerpo edificándose en amor”. Efesios 4:14-16.

Ver más artículos

Deja un comentario