Ser maestro exige que seamos gente apasionada, que nos apasionemos por la enseñanza; el hombre que enseña debe vivir en función de enseñar. Hoy hablaremos sobre Qué es un maestro.

Algunas veces nos toca alumnos que nos inspiran a seguir, y algunas otras veces nos inspiran a dejar de ser maestro, pero el maestro apasionado, pasa las barreras altas y bajas y sigue imperturbable.

También te puede interesar: Maestros con pasión por aprender.

Qué es un Maestro

Podemos decir en dos minutos que maestro es alguien que nombraron para enseñar y ya, pero en realidad ¿qué es un maestro? ¿Qué función tiene? ¿Cómo llegó ahí? ¿Por qué es maestro?

Creemos que en la base misma del trabajo de la enseñanza, está la valoración que tenemos del niño; a veces nos ponemos a hablar de teorías, de métodos, de herramientas, todo eso es bueno, pero ¿Qué nos mueve a hacer todas esas cosas?

"Te invitamos a que te suscribas a nuestro Canal de Youtube"

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

 

Nosotros tenemos que estar movidos por la valoración, necesitamos tener la valoración del niño, no sólo del niño evangélico, sino del niño en general.

Ha hecho carrera una idea, que hay que valorar es al niño de los hijos de los hermanos, y ¿los otros qué?, si son la mayoría.

Nosotros no podemos encerrarnos a pensar, que la iglesia está entre cuatro paredes para encerrar a los cuatro pollitos que tenemos y ya, porque eso no es interés por los niños, es interés por nuestra iglesia, que no está mal, pero no es interés por los niños.

Recomendamos: Dios me hizo maestro.

La niñez, son millones de niños que llenan este mundo, y nosotros necesitamos tener preocupación por la niñez, no solo por los niños de la iglesia, aunque trabajamos con los niños de la Iglesia, claro está, nosotros tenemos que valorar los niños en general.

Cuando salimos a la calle, ese pequeño que va ahí, es un niño que necesita de Dios, hay muchos niños que no han oído el evangelio, y esa niñez está esperando de nosotros.

A nuestros niños hay que cuidar, pero tenemos los niños de afuera que hay que ganar, y lo tenemos que hacer, no hay excusa.

Tengamos una visión grande, amplia, ambiciosa, que piense en la niñez en general.

Hace algunos años no éramos niños de la iglesia, y gracias a Dios, que aunque no éramos niños de la iglesia, nos llevaron a la escuela dominical y nos enseñaron la palabra del Señor, y por eso estamos hoy aquí.

Qué es un Maestro

Así mismo hay miles que podrán ser alcanzados de la misma forma.

Mirándolo en el contexto bíblico, la charla que tuvo Moisés con el faraón, cuando el faraón vio que la cosa se le estaba complicando preguntó: ¿Quiénes eran los que habían de ir?, y el primer grupo que se le ocurrió a Moisés mencionar fue el de los niños y los ancianos.

Malos hábitos con nuestros niños en las iglesias.

Cuando se hace una actividad en la iglesia lo primero que nos dicen es:

  • Busquen quien les cuiden los niños.
  • Pónganle una maestra que los entretengan.
  • Levanten los niños para que los adultos se sienten.
  • Es que los niños no dejan oír.

Cuando Moisés habló con Faraón para la liberación de Israel, a los primeros que nombró fueron los niños.

Los niños tienen la vitalidad y la supervivencia futura, y los ancianos tienen el conocimiento acumulado.

Toda sociedad organizada que se respete, tiene cuidado de esos dos extremos, siempre; porque cuando uno tiene una mentalidad civilizada, sabe que los niños son primero, y hoy día nuestra constitución dice que el derecho de los niños está por encima del derecho de los adultos.

No dice de los niños pentecostales, dice de los niños; no es una opción, es un derecho; no es una deferencia, es un derecho.

Así que Moisés tenia bien claro, una conciencia social bien desarrollada, y él dijo “nos iremos con nuestros niños”.

La Biblia enfatiza mucho el trabajo con los niños, y es una preocupación de parte de Dios de enseñársela a sus líderes.

Él le dice: cuando hagan la pascua, y tu hijo te pregunte ¿Qué es este rito que hacemos? dile: nosotros fuimos esclavos en tierra de Egipto y Jehová con mano fuerte, con brazo extendido y con grandes prodigios, nos sacó de la tierra y nos dijo que hiciéramos esto y es lo que hacemos.

No se trata de una actividad de una hora en la escuela dominical, estamos hablando de enseñar y esto desborda los linderos del edificio donde está el templo, claro que ahí hacemos un trabajo, pero si eso es todo lo que haces, no hemos ni empezado.

Cuando un niño pregunta, hay que responderle, ellos están esperando una respuesta, lo que él niño pregunte, eso es lo que él quiere aprender, él te dice lo que quiere saber, explícaselo para que lo sepa.

Parte de nuestro trabajo en la escuela dominical que está plasmado en módulos, que algunos todavía no han entendido, los quieren cambiar sin saber lo que dicen y porqué lo dicen, el modulo está hecho para responder la necesidad del niño, no del maestro.

Esperamos que hayas aprendido qué es un Maestro y la importancia de serle.

Si te pareció de interés este artículo, por favor compártelo en tus redes sociales.

Pastor Alvaro Torres

Deja un comentario