Quien dio a conocer al Padre y al hijo

1591
Quien dio a conocer al Padre y al hijo

Incógnita ¿Quien dio a conocer al Padre y al hijo?

La incógnita es un lenguaje algebraico utilizada por los primeros matemáticos de la historia, la cual solían manejar para resolver problemas relacionados con los polinomios; más tarde fue utilizada en particular para el progreso de análisis en donde aparecen otras funciones para sacar a la luz cosas ocultas dentro del mismo ámbito.

He traído este término aquí, para escavar y buscar soluciones a verdades importantes reservadas en varios textos sagrados, por ejemplo:

“Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni al Padre conoce alguno, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar”. San Mateo 11:27.

El problema de esta ecuación es que tanto el hijo como el padre son desconocidos para la raza humana, el encargado para dar a conocer el hijo es el padre; y el encargado para dar a conocer el padre es el hijo.

También te puede interesar: El hijo que nació siendo padre.

El padre dando a conocer el hijo

“Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente”. Entonces, respondiendo Jesús, le dijo: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás; porque no te lo reveló carne ni sangre, “más mi Padre que está en los cielos”. Mateo 16:16,17.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

El hijo dando a conocer al padre

“¿Tanto tiempo a que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?”. San Juan 14:9

Pedro, conoció la identidad de Jesús porque el padre se la reveló.
Felipe, conoció al padre en la persona de Jesús porque el hijo lo dio a conocer.
Jesús le dijo a Felipe que él era el mismo Padre. “Creedme que yo soy en el padre, y el padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras”. Juan 14:11.

Ese término “YO SOY”, sólo Dios lo podía usar. “Y dijo Dios a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: “YO SOY” me ha enviado a vosotros”. Éxodo 3:14. Es decir, el “Yo soy” envió a Moisés.

En Juan 8:24 el “Yo soy” se hizo presente, llamado Jesucristo, el cual expresó estas palabras: “Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis”.

Es decir que la entrada a la salvación se enfatizó sólo en creer que Jesucristo es el Padre eterno y cuando lo creemos no vacilamos en obedecer a su evangelio, el cual manda que nos arrepintamos, que nos bautizáramos en su Nombre y que recibiéramos el Espíritu Santo.

La muestra que leyó este escrito es dejar un comentario.

Engrosado por el pastor
York Anthony Shalom
Licenciado en Sagrada Teología.
Magister en Divinidades Teológicas
Jorgesalomserpa@hotmail.com

Deja un comentario