Quien iba a pensar

Quien iba a pensar que ese Jesús iba a ser el salvador. El primer misionero que pisó esta tierra, es más, si lo hubieran sabido, no lo hubiesen crucificado.

Quien iba a pesar que José siendo vendido como esclavo, reinaría para preservar la vida de su familia y te todas las personas que estaban en ese contorno.

Quien iba a pesar que David siendo el menor de los hijos de Isaí venciera al gigante Goliat y fuera rey de Israel.

Quien iba a pensar que Moisés se enfrentaría a Faraón rey de Egipto, para sacar a Isarel de la esclavitud.

Quien iba a pensar que Josías a sus ochos años sería rey de Jerusalén, haciendo lo recto ante los ojos de Jehová.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

 

Quien iba a pensar en el barrio donde vivimos, aun nuestra propia familia, que íbamos a cambiar, algunos de nosotros en el alcohol, en la droga, pero Dios pone a servir a un lo que no sirve, porque para él no hay nada imposible.

No subestimes a los niños, ni pienses que son menos, porque Dios también tiene propósitos con ellos y más tarde dirás: Quien iba a pensar que ese niño iba a ser un servidor de Cristo.

Quien iba a pensar

Los padres de familia son los maestros numero uno de sus niños, los maestros de escuela dominical son sólo suplementos.

También te puede interesar: La responsabilidad de los padres.

Si tu rodeas a tu hijo con la armadura de Dios, mándalo con confianza a la universidad que él se mantendrá firme.

El propósito de Dios es grande con cada uno de los que él llama, porque Dios a planificado un propósito con cada uno de nosotros desde el principio.

Dios mira diferente que como miramos nosotros, nosotros miramos según la apariencia, pero Dios mira directamente al corazón.

Lo que Dios estima mucho al ser humano, no importando el tamaño, la altura, ni mucho menos su condición, porque para él todos somos iguales.

El creyente que está bien ubicado no se pone a titubear frente a los problemas y a las dificultades, él sabe que tiene un Dios todo poderoso.

Si nos pondríamos a pensar en las capacidades que tenemos cada uno, nadie le serviríamos a Dios, porque servir a Dios no basta con ser intelectual, esto viene de arriba, la capacidad la da Dios; Dios es quien da la sabiduría y el conocimiento.

Si te pareció interesante este artículo, te invitamos a que lo compartas y así llegará a muchas más personas.

Pastor: Emiro Diaz

Deja un comentario