El apóstol Pablo le dice a Timoteo “Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza”.

Ejemplo en palabra

Cuando nosotros como cristianos decimos algo, tratemos de no dejarlo caer, porque somos nosotros los que perdemos; cuando empeñemos la palabra, tratemos de cumplirla, porque el Señor no se complace en los insensatos.Sé ejemplo en palabra

Se ha venido presentando un problema en la iglesia, generalmente decimos: vamos a salir a un culto a tal hora, pero a esa hora solo hay menos de la mitad, porque el resto no cumplió con su palabra.

Cuando empeñamos la palabra con el niño, con el tendero, aun con el Señor Jesucristo, debemos cumplirla a toda costa.

También te puede interesar: Perdonar aunque nos cueste.

Muchas veces empeñamos palabra y decimos, mañana voy a ayunar, pero resulta que el día siguiente muy temprano, comenzamos a sentir un olor a la comida favorita, y decimos ‘hoy no voy, pero mañana si’ y le incumplimos al Señor. Recuerda sé ejemplo.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

"Te invitamos a que te suscribas a nuestro Canal de Youtube"

Debemos estar muy pendientes, que no quedemos mal con el Señor, ni delante de nadie.

En algunas ocasiones decimos sí, pero más luego decimos no; la Biblia dice: “Nuestro si sea sí y nuestro no, sea no”.

Lo que tenemos que hacer, es pensar bien las cosas, antes de decir sí o decir no; porque si decimos sí y después no, algunas cosas nos van a salir mal.

Ejemplo en conducta

Sabemos que la conducta quiere decir comportamiento. Existen tres clases de conductas que son: buena, mala y regular.

El creyente es llamado a tener buena conducta, porque se va llegar el momento en que nos iremos de esta tierra, estamos esperando que él aparezca, porque así lo prometió.

Un día nosotros nos vamos a presentar ante Dios, y el Señor va a tener que ver mucho con la conducta del creyente.

La conducta es muy importante en casi todos los aspectos de la vida. Si un niño que en el colegio tiene mala conducta, enseguida lo despiden, inclusive algunos por la mala conducta no pueden ir ya más a ningún colegio.

Si eso es así en este mundo, ¿Cuanto más será con Jesucristo?

Todo creyente debe tener una excelente conducta delante de Dios.

El apóstol Pablo dice “Todos los que corren en el estadio, a la verdad todos corren, pero uno es el que se lleva el premio”. El que se lleva el premio no puede estar dopado, porque si está dopado, aunque se gane el premio, se lo quitan por mala conducta.

El creyente con mala conducta hace cosas terribles, cree que está bien lo que hace, pero que lindo es cuando vemos hombres y mujeres caminando derecho. Recodemos sé ejemplo.

Ejemplo en amor

Lo encontramos en el tercer plano, pero amor es el vigilante de la palabra y de la conducta, porque la Biblia dice que el amor todo lo deja pasar por alto, todo lo soporta, todo lo cree, nunca dejará de ser, porque el amor es Dios.

Ejemplo en espíritu

El Señor en Mateo dice ¿De dónde salen los malos pensamientos?, todas aquellas cosas malas salen del corazón, no del que bombea sangre, sino del espíritu, porque el corazón es el espíritu, recordemos que somos cuerpo, alma y espíritu.

La biblia dice: “El que mira a una mujer para codiciarla, ya adultero con ella en su corazón”, esto es, en su espíritu, porque pensó hacer algunas cosas con ella, y de hecho debe arrepentirse, ya que el Señor mismo está diciendo.

Recomendamos leer: Jóvenes parados en la raya

Si deseas ampliar más sobre los demás puntos en lo que debemos ser ejemplo, te invitamos ver el siguiente video.

Sé ejemplo

Pastor Elias Ruiz

Deja un comentario