Un Dios lleno de misericordia

2371
Un Dios lleno de misericordia

Un Dios lleno de misericordia

Estando en casa mi hija Valeria de dos años y medio cometió una travesura por lo cual le llame la atención y me sorprendió cuando me dijo: Papá perdón y puso su mirada al suelo, esa acción me derritió el corazón y me vi en la necesidad de abrazarla, perdonarla, besarla y recomendarle que no lo hiciera de nuevo. En esta oportunidad hablaré sobre un Dios lleno de misericordia.

Viene a mi mente la bendición de poder contar con la misericordia de Dios la cual no tiene límites. “Tu amor, Señor, llega hasta los cielos; tu fidelidad alcanza las nubes”. Salmos 36:5.

También te puede interesar: Dios nunca deja de ser fiel.

Que a pesar de mis errores (pecados) está siempre dispuesto a perdonarme si llego con un corazón sincero. “El Señor es clemente y compasivo, lento para la ira y grande en amor”. Salmos 103:8.

Hay quienes se han equivocado y no creen que Dios los puede perdonar, se creen perdidos, que Dios ya no los ama, se sienten vacíos, pero en este día Jesús te dice: “Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia”. Jeremías 31:3.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

 

Tan solo es que tu llegues ante su presencia y con corazón sincero le digas: Vuélvete, oh Jehová, libra mi alma; Sálvame por tu misericordia, y de seguro su misericordia te alcanzará y volverás a sentir su amor. Ten fe y da el paso que Jesús correrá a ti.

“Aclamad a Jehová, porque él es bueno; Porque su misericordia es eterna”. 1 Crónicas 16:34

Por: Eduardo Cuadros

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Deja un comentario