En la Biblia encontramos una historia donde un rey llamado Faraón mandó a matar todos los niños menores de dos años; en ese tiempo había una madre llamada Jocabed que estaba en embarazo y ella quería que su hijo no muriera, y como madre practicó un ministerio que no se ve.

Muchas mujeres aceptaron el mandato que el rey había ordenado, pero Jocabed no aceptó ese mandato sino que pasado unos días después que nació lo escondió por tres meses y luego lo puso a orillas de un río, ese niño se llamó Moisés.

También te puede interesar: Un padre busca novia para su hijo.

Dios libró a Moisés de la muerte e hizo que le pagaran dinero a su propia madre para que lo criara, porque eso únicamente lo hace Dios.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

"Te invitamos a que te suscribas a nuestro Canal de Youtube"

En esos años que Jocabed amamantó a su hijo, ella no perdió el tiempo, porque ella era consciente que Moisés estaba siendo criado en una cultura diferente de la que ella había sido criada.

Es de notar que Moisés estaba viviendo en el palacio y allí no se adoraba al mismo Dios que adora su madre Jocabed.

Ella como su madre sabía que en el palacio le iban a enseñar a adorar a otros dioses, pero mientras ella lo amamantaba, le enseñaba la palabra de Dios y le decía: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.

Un ministerio que no se ve
Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.

Te recomendamos leer: La responsabilidad de los padres.

Si tu como madre deja que tus hijos te le enseñen otras cosas, lo perdiste, porque desde niño se le debe enseñar quien es Dios. Antes que se te adelanten otros maestros y tomen a tu hijo, debe adelantarte tu como madre y hablarle del Dios todopoderoso.

Cuando tu hijo crezca se va a relacionar con amigos en los colegios que no creen lo que tu crees, que le van a querer enseñar lo que ellos creen y hasta le obligarán a adorar a sus dioses, donde le hablaran historietas de como se formó el mundo.

Jocabed se le adelanto a las enseñanzas de los egipcios y le enseño a Moisés lo necesario para que fuese un hombre temeroso de Dios.

También puedes ver: Padres comprometidos con la niñez.

Criar a nuestros hijos en los caminos de Dios es un ministerio que no se ve, pero que a no muy largo tiempo, tendrá frutos.

Un ministerio que no se ve

Por: Olga Piña

Deja un comentario