Un ministro de alabanza como debe ser

1391
Un ministro de alabanza como debe ser

Un ministro de alabanza como debe ser

Los grandes acordes, las admirables melodías, los complicados redobles y los despampanantes arreglos de voz no nos van a salvar. Solo una vida de obediencia a la palabra de Dios podrá asegurarnos la vida eterna, porque debemos ser un ministro de alabanza como debe ser.

No permitas que el talento y el instrumento se conviertan en tu dios

Usemos el talento para servir a Jesús con toda humildad y mansedumbre. No fuiste llamado por Dios para tocar, sino para salvación y adoración (aunque incluya tocar bien); por lo tanto ser un músico talentoso no impresionará jamás a Dios sólo alimentará tu ego si no lo manejas espiritualmente.

También de puede interesar: La adoración y el verdadero culto.

A Dios sólo lo impresiona un verdadero adorador que lo adore en espíritu y en verdad.

“Dios es espíritu, y los que lo adoran, para que lo adoren como se debe, tienen que ser guiados por el Espíritu. Se acerca el tiempo en que los que adoran a Dios el Padre lo harán como se debe, guiados por el Espíritu, porque así es como el Padre quiere ser adorado. ¡Y ese tiempo ya ha llegado!”. San Juan 4:23-24.

Si vas a tocar un instrumento hazlo bien, es decir como se debe, en Espíritu.

Ver también: Dios busca un adorador.

Por: Eduardo Cuadros

Deja un comentario