Cuando nos llega la tentación

3
7724
Cuando nos llega la tentación

Cuando nos llega la tentación

La tentación es la oportunidad de crecer y demostrar cuán enamorados y sometidos estamos de Jesús, no es lo peor que nos pueda pasar pues en definitiva, tarde o temprano, todos seremos tentados y depende de nosotros las buenas o malas consecuencias cuando nos llega la tentación.

Debemos entender que la tentación es Natural, el solo hecho de ser carne y vivir en el mundo (aunque no somos del mundo) nos compromete a sentir atracción a aquellas cosas mundanas y carnales.

  • Es Normal que a los hombres casados y solteros nos gusten las mujeres, es Natural.
  • Es Normal que a las mujeres casadas y solteras les gusten los hombres, es Natural.
  • Es Normal que el adolescente se sienta atraído por el mundo (música, fiestas, malas amistades, etc) es Natural.

También te puede interesar: Hazlo aunque a nadie le importe

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Por eso para no acceder y caer en la tentación, que es el despertar de mi concupiscencia.

Debo mantenerme sometido a Dios e influenciado por el Espíritu Santo mediante la poderosa palabra del Señor.

La cual actúa en el momento de la prueba y emana de mi corazón como chorro de agua que apaga el fuego de la concupiscencia que se quiere despertar.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

En este día nos conviene poner cuidado a estas palabras que nos enseña a mantenernos firmes y limpios ante Dios.

Porque recordemos No hay excusa para fallar, en Cristo estamos seguros.

“Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría, al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén”. Judas 1:24-25.

Por: Eduardo Cuadros

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.