¿Qué es ser pastor asistente?

0
80
¿Qué es ser el pastor asistente

¿Qué es ser pastor asistente?

¿Qué es ser el pastor asistente?, es la plataforma de todo ministro. Al iniciar este comentario me remito al tiempo cuando principié mis primeros pasos en el Santo ministerio, fue tan diferente de lo que se observa hoy día.

Desde muy temprana edad me puse a prestar atención a los primeros siervos que trabajaron en la antigüedad y crearon renombres en la historia.

Cita recomendada:

2 Timoteo 1:6-9

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

Analicemos la siguiente historia

Por ejemplo: Josué al principiar su ministerio trifásico, primeramente tuvo al lado de un gran maestro, a quien Dios había usado mucho durante varios años, Josué estuvo muchos años aprendiendo de éste, hasta que le tocó su turno.

El cual era de continuar con el trabajo de su maestro: de entrar, conquistar y repartir la tierra prometida al pueblo de Israel.

Lógicamente, ya Josué, humildemente había aprendido el trabajo, primero fue discípulo, hasta llegar a tener el sentir de su educador.

Y cuando Dios fue a elegir no eligió a un extraño, ni a un neófito, ya Dios lo había preparado de ante mano, fue aquel que había aprendido la experiencia de gobernar y de conocer la gloria de Dios entre ellos.

Te recomendamos ver: Un maestro que influye en la vida de sus discípulos

Recuerda que nuestro tema de hoy es ¿Qué es ser el pastor asistente?

Esto es lo que se necesita hoy día, jóvenes, que estén dispuestos a ser humildes, que se hagan al lado de un maestro, así, como lo hiciera Eliseo.

Quien se hizo al lado de su Señor Elías, sin dejarlo ni un instante, y con esa persistencia conoció al Dios de su Jefe, apreció los grandes milagros que se hicieron por motivo del estado pecaminoso de la nació.

Y como resultado se hizo al “manto” que representa el “ministerio de su Señor”, quien a su vez, continuó, con una doble labor, hasta finalizar lo que quería Dios para aquellas generaciones.

El tema de hoy es ¿Qué es ser pastor asistente?

Personajes de la Biblia que fueron asistentes

En el Nuevo Testamento encontramos el mismo paradigma, hallamos una gama de personas dispuestas a continuar con esta clase de escuela, de aprendizaje, quienes lo hicieron llegaron a tener renombre.

Por ejemplo:

  • Timoteo
  • Filemón
  • Tito
  • Aquila
  • Priscila
  • Onesíforo
  • Erasto
  • Trófino
  • Eubolo
  • Lino
  • Claudia

Todos estos personajes aprendieron mucho de San Pablo, los cuales se ganaron la confianza de éste, y llegaron hacer sus precursores en tiempos difíciles.

Si este modelo de servidores se formara hoy, seguro que tendríamos una iglesia siempre fortalecida con pasos firmes, dispuesta a destruir a muchos goleases.

Y con la perspectiva de tener ministros fuertes y firmes que lleven la bandera y digan como san Pablo: “he terminado mi carrera, he guardado la fe”.

“Porque un principiante bien formado será un baluarte con mucha fortalezas para las nuevas generaciones”.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Cuando se sirve a Dios de esta manera no se piensa en una remuneración bien alta, ni en una licencia superior; más bien se piensa en la humildad de ser llevaderos.

De tener el ánimo de aprender de los mayores, de ser destacados en el servicio que se nos encomienda; de ser ejemplo de los que vienen detrás de nosotros.

Te recomendamos ver: El servicio a Dios

En México tenemos este aforismo: principiante que aprende primero en la humildad, que asimile a respetar a las autoridades superiores, que esté dispuestos al servicio; llegará si es posible a ser “superior a su maestro”.

Jesucristo nos enseña que el mayor en el reino de Dios es el que sirve a todos.

Perfil de un pastor asistente

Para ser siervos tenemos que dejarnos enseñar y formar, ya que para ser subalterno hay que aprender a servir.

Puesto que el siervo siempre será un aprendiz, no se debe actuar como necesidad, sino más bien como servidor de Jesucristo.

En 1 de Timoteo 3:8. Los diáconos asimismo deben ser honestos, sin dobles, no dado al vino, no codiciosos de ganancias deshonestas, que guarden el misterio de la fe con limpia conciencia.

Los diáconos eran clérigos principiantes inclinados al santo ministerio, lo que hoy podemos llamar pastor asistente.

El apóstol les describe como debe ser su disciplina: Honestos, sin dobles, es decir personas que no tengan doble cara, ni doble expresión; en otras palabras sinceros.

También no codiciosos de ganancias deshonestas, es decir, no recibir dinero de mala procedencia; más bien debe seguir la fe con limpia conciencia.

En 1 Timoteo 3:10. “Los Eclesiásticos principiantes, sean sometidos a prueba primero, y entonces ejerzan el diaconado, si son irreprensibles”.

Es decir que, los aprendices comiencen a servir con calidad y firmeza, como inicio de un buen cimiento para una vida exitosa en el santo ministerio.

1 Timoteo 3:12,13. Los diáconos sean maridos de una sola mujer, y que gobiernen bien sus hijos y sus casas. Porque los que ejerzan bien el diaconado, ganan para sí un grado honroso, y mucha confianza en la fe.

Todos los versículos de 1 Timoteo 3:1-13, son la evaluación definitiva y dominante de los líderes del Nuevo testamento.

La ordenación de los grandes paladines consistía primeramente en su formación primaria que tuviesen; de allí, consistía su criterio y su perfil como persona con experiencia en su madurez.

Bases fundamental en un ministro de Dios 

Cuando se toma estos principios como base fundamental ese nuevo ministro toma un lugar de honor, de privilegio.

Pero también de responsabilidad, porque de su buen testimonio, buena conducta, buen carácter y de su lealtad depende el ascenso en su crecimiento, desarrollo en la congregación y en su vida como ministro del Evangelio.

En el sistema administrativo del pueblo de Dios en el Antiguo Testamento nos da unas pautas de administración pastoral.

Por ejemplo, Moisés se dio a la tarea de educar a sus ayudantes dentro de ellos fueron varios, los cuales fueron usado para ir a inspeccionar a la tierra prometida.

Al morir Moisés, Dios no se vio improvisado, no se vio en emergencia, ni recorrió a un neófito, o a cualquier hombre; ya Moisés había hecho un trabajo excelente como lo debería hacer un fabuloso adalid, y Dios escogió, dentro de los preparados a Josué hijo de Nún.

Vemos otro ejemplo maravilloso, el Señor Jesucristo dejaba las multitudes para encerrarse con setenta líderes en preparación y dentro de ellos escogió a doce y dentro de los doce escogió a Pedro para darle las llaves de la predicación.

En la Iglesia de Jesucristo de hoy día, se necesitan estas dos coyunturas, personas principiantes como:

  • Asistentes, personas que inician deben estar dispuestos a aprender de sus maestros.
  • Los ministros con experiencias deben tomar la tarea de preparar los nuevos ministros en carácter de formación.
  • De dedicarles el tiempo necesario, porque ellos pueden ser los ministros del mañana.

Ya que los ministros titulares no somos eternos, tarde o temprano, podemos enfermarnos o partir de este mundo; y ¡Qué bueno sería que hubiese personas ya preparadas!

Además es posible que en una gama de personas principiantes algunos pueden fracasar, como en el caso de Judas Iscariote.

Pero también consideramos que habían dos dispuestos a ocupar su cargo, ¿qué tal si no hubiese habido personas capacitadas? hubieran quedado once Apóstoles.

Según la tradición, Matías no fue preparado en olla de presión, de rapidez, más bien, primero: fue discípulos de Juan el Bautista y luego caminó con Jesús; Es decir, este nuevo Apóstol, llegó hacer dos veces pastor asistente.

Aquí en México, tenemos por la gracia de Dios, un colador con las diferentes características:

Debe ser muy atento, con animo voluntario, humilde, honesto, no codicioso de ganancias deshonestas, no avaro, respetuoso con todos, no debe deber nada a nadie, íntegro, no desesperado, dejarse enseñar, guiar, obediente, hombre de visión, fijarse como trabaja su pastor, como también preguntar hasta poseer iniciativa propia.

El nuevo ministro que principia debe poseer iniciativa propia, como persona que quiere aprender debe hacerse al pastor titular, su mejor amigo, no ocultar nada así sean cosas pequeñas.

Debe ser un imitador de los mayores: uno aprende viendo cómo se hacen las cosas; oyendo cómo se enseña y qué se enseña; cómo se organizan los diferentes servicios; cómo se trata al público en general.

Consejos para el ministro principiante

  • Debe tener corazón de persona dispuesta a servir.
  • Investigar lo que se debe hacer y hacerlo.
  • No espere que tu Señor haga lo que usted debe hacer.
  • No debe esperar tantas exhortaciones para hacer lo que te pertenece.
  • Al estar ausente su Superior debe hacer todo exactamente como si él estuviese presente.
  • Necesita aprender a ser leal, fiel, honesto, sincero. Esto es Preparación para el futuro.
  • Nunca le lleves chismes a tu superior, cuéntale la verdad necesaria.
  • Defiende a tu Señor y a su ministerio de toda obra negativa.
  • Llega al templo antes que llegue tu jefe, y retírate después de él.
  • Asiste a todos los servicios con buena presentación personal, dispuesto a servir.
  • Está atento a tu ministro cuando esté en la plataforma, supliéndole lo que necesite.
  • rata de ordenar lo que está desordenado, sin esperar que te manden.
  • Levanta los brazos de tu pastor, como le hicieron a Moisés.
  • Apoya a tu pastor y ayúdalo en lo que puedas, a tiempo y fuera de tiempo.
  • No seas como el hijo desobediente que dijo que iba a trabajar y no fue.
  • Ora cada día por ti y tu dirigente.
  • Lo que se te confíe en pláticas debes guardarlo, esto es confidencial, y no chismografía.
  • Anota todo lo que se te dice para que no se te olvide y vayas a quedar como desobediente.
  • No seas demasiado sensible, acepta las correcciones para que te formen.
  • Cuando prediques no te exaltes, ni imites a otros, debes ser original, porque la gente ya te conoce.
  • Cuando aconsejes, hazlo como lo haría tu pastor. Usa La Biblia.
  • Sé honesto con las finanzas y muy conservador, porque la raíz de todos los males es el amor al dinero. “Ojo”, Acán, vio y cayó.
  • Si erraste, debes saber disculparte, no trates de ocultarlo.
  • Cuando los que estén bajo tu responsabilidad fallen, pon orden con amor.
  • Has con tu ayuda que el ministro se sienta y se vea bien ante todos.
  • Disfruta lo que haces en la iglesia, no hagas nada de mala gana ni con parcialidad.
  • Ponte en la misma sintonía con la iglesia, adora, alaba a Dios, y sé amigo de todos.
  • Póstrate delante de Jesucristo, sé ejemplo de la grey.
  • Cuando vayas a ayudar, certifica que en verdad lo necesitan.30. Sé un nuevo ministro creativo. No destructivo.
  • No trates de bendecirte a ti mismo, deja que Jesús te bendiga.
  • Procura mantenerte sano, fuerte, hábil, dinámico, atlético, pelea la buena batalla de la fe y la de tu ministerio.
  • Permite que el Señor Jesús te use para impactar la vida de miles en la iglesia.

Otros consejos para el ministro principiante a tener en cuenta

  • Debes saber que la Iglesia es como un barco: Jesucristo es el Capitán, el pastor titular es el primer oficial a bordo.
  • El pastor asistente es el piloto que lleva el timón, recibiendo las órdenes del oficial abordo.
  • Mantén tus ojos abiertos ante quienes tienen motivos ocultos y no prosperan, tal como la profetiza de Apocalipsis 2:20.
  • No seas partícipe de grupos habladores, calumniadores y divisionistas, sirve con lealtad y amor a tu Dios.
  • Recuerda que la Biblia habla de los que causan divisiones, léelo bien en La Biblia.
  • Camina íntimamente con Jesucristo, nunca te alejes de EL.
  • Lee La Biblia cada día, busca la presencia de Dios, y nunca prepares mensajes con olla al vapor.
  • “Sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo” y no te avergüences de él, más bien sírvale con ánimo pronto.

Recordemos que el siervo, Dios, lo hizo, lo formó y lo creó. Y todo ello para la gloria de su nombre.

Gracias por llegar al final de este estudio con el tema ¿Qué es ser pastor asistente?

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Estimado Lector:

Te invitamos a tener comunicación con nosotros a través de la Iglesia Pentecostal Unida, y disfrutaremos con nuestra hermandad como miembros de la Iglesia del Señor Jesucristo. Visita nuestra página Web www.generacionpentecostal.com donde te brindamos muchos estudios bíblicos, vídeos entre otros…

Si deseas más información escribirnos al correo electrónico: [email protected]; Indicándonos de que país y cuidad donde vives. Todo el material que desees es gratis.

Por: Mario Villalta

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.