La mujer en el ministerio

0
3793
La mujer en el ministerio

La mujer en el ministerio

“Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creo”. Génesis 1:27. Hoy hablaremos sobre la mujer en el ministerio.

Este verso de la Palabra de Dios, indica el orden en el cual el hombre y la mujer fueron creados. Luego Dios los separa y les asigna diferentes funciones.

En lo que se refiere a la salvación y la herencia eterna, el  hombre y la mujer tienen los mismos privilegios y son de igual valor a los ojos de Dios.

También te puede interesar: La posición que Dios le ha dado a la mujer

En cuento a su posición, funciones y oficios cada uno ocupa un lugar diferente.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Cuando la mujer no se conforma a su posición según la Palabra de Dios, se frustra así misma; en lugar de ello, cuando toma su puesto, se siente segura, amparada y protegida.

Recuerda que estamos hablando de la mujer en el ministerio.

La comparación de Cristo y su iglesia respecto al hombre y la mujer, nos dan mucha luz para entender mejor la posición de cada uno.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

Como cristianos nos sentimos felices por el privilegio y lugar que Dios da a su iglesia, y aunque le damos al él la preeminencia, no por eso nos sentimos inferiores ni humillados.

Ministerios que no pertenecen a la mujer

Mandar y gobernar

El apóstol San Pablo fue muy explícito al referirse a este tema, cuando escribió a Timoteo su hijo en la fe diciendo: “Porque no permito a la mujer enseñar, ni tomar autoridad sobre el hombre”. 1 Timoteo 3:1-4; 2:11-14.

Vea también: Mujer eres libre Jesucristo te liberó

Ministerios que la mujer puede desempeñar en la iglesia

  1. Dones Espirituales: Todas las mujeres que estaban reunidas en el Aposento Alto juntamente con los discípulos, también recibieron el Espíritu Santo y con El los dones. Hechos 1:14,24.
    En el mismo libro encontramos el relato de cuatro doncellas que profetizaban bajo la autoridad del padre. Esto nos ayuda a entender que una mujer que ha recibido dones del Señor, debe utilizarlos bajo la autoridad y en sujeción del varón. Hechos 21:8; 1 Corintios 11:5-10.
  2. La mujer puede ministrar bajo la autoridad y en compañía de su marido. Aquila y Priscila fueron una pareja muy útil en su tiempo. La escritura relata que ellos tomaron aparte al eminente predicador Apolos y le expusieron más exactamente el camino de Dios.
    Sin duda es una maravillosa oportunidad la que tiene una mujer, cuando su esposo sirve a Dios, y la mujer ocupa su puesto y se mantiene en sujeción. Hechos 18:2,22,28.
  3. Las ancianas pueden enseñar a las mujeres jóvenes y a los niños. Deben ser reverentes en su porte, para que el Nombre del Señor no sea blasfemado. Esta importante función es recomendada a las mujeres que enseñan a otras bajo la autoridad de su esposo o Pastor. Tito 2:3-5.
  4. Las mujeres pueden servir a los que ministran, proveyendo cuidado, hospitalidad y otros servicios. Dice Romanos 16:1-2, porque Febe era diaconisa de la iglesia en Cencrea, y había gastado su vida sirviendo a muchos y al apóstol Pablo.
    En los hechos 16:14; 14:40 se refiere la Biblia a Lidia, una mujer cuyo corazón abrió al Señor, para que recibiera la Palabra y luego brindara su casa a los hijos de Dios.
    Tabitaes conocida en la historia bíblica como una mujer llena de buenas obras. Hechos 9:36. La suegra de Pedro era al parecer poco sobresaliente, pero después de haber sido sanada por el Señor, se levantó y le servía. Además, preparo su casa para el culto de la noche en el cual Jesús hizo grandes maravillas. Mateo 8:14-16. Algunas mujeres servían con sus bienes a la causa del Señor. Lucas 8:3.

Es una gran bendición servir a los Santos, sin esperar recompensa humana.

Vamos a tener en cuenta, que ministerios no nos pertenecen y cuales podemos desempeñar en la iglesia, recordando siempre “Adán primero, Eva después”.

Por: Marlene de Duarte

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.