Para qué fuimos llenos del Espíritu Santo

0
113
Para qué fuimos llenos del Espíritu Santo

Para qué fuimos llenos del Espíritu Santo

Preguntémonos y meditemos en esta ocasión, ¿para qué fuimos llenos del Espíritu Santo?

El salmista dijo con alegría: este es el día que hizo el Señor, nos gozaremos y alegraremos en él.

Se refería al día en la historia de la humanidad que el Espíritu Santo vendría sobre toda carne.

Indagaron con diligencia de cuándo sería ese día, cuándo sucedería el acontecimiento; ellos estaban atentos y a la expectativa, ya que querían hacer parte de ese momento especial.

Vea también: Jóvenes llenos del poder de Dios

Y es que sentir esa presencia en nuestras vidas es algo indescriptible e incomparable, es glorioso, es majestuoso.

El Espíritu Santo transforma nuestra vida, da un nuevo sentido, una nueva razón de existir.

Alguien lleno del Santo Espíritu puede con libertad predicar, porque es el poder que desde adentro hace hablar.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

¿Para qué fuimos llenos del Espíritu Santo? Somos enviados a predicar buenas noticias, quien está lleno, porta buenas noticias.

Quien está lleno, al llegar a un lugar donde hay angustia y desesperación es aliento y paz.

Quien está herido recibe sanidad y consuelo, pero no somos nosotros, no es el hombre, es el Espíritu de Dios en él.

Cuando hay desesperación y dolor, cuando aparentemente no hay salida y todo se ve nublado, alguien lleno del poder de Dios, llega a ese lugar o a esa vida en tormento y trae paz y esperanza.

También puedes leer: Llenos del Espíritu Santo

Todo esto no se logra con palabras humanas o muchas palabras, solo una palabra que sea dada por Dios, que venga de arriba, transforma.

La unción de Dios, nos hace participes de esa bendicen, de tener en nuestro corazón una palabra de aliento, de paz y de esperanza que llega a la vida de las almas.

¿Para qué fuimos llenos del Espíritu Santo? La obra es muy extensa y se necesita un pueblo lleno del Dios para que anuncia con poder este evangelio.

“Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo” Hechos 19:11.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

El Espíritu Santo no es para adornar, es para trabajar en esta obra, cada uno en lo que Dios nos pudo hacer; no podemos estar quietos en la obra de Dios.

“El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón.

“A publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; y a consolar a todos los enlutados…” Isaías 61:1-2.

Vea también: La necesidad de ser llenos del Espíritu Santo con urgencia

Ya no queda mucho tiempo y debemos hacer nuestra labor con más fuerza, con más amor, debemos ser dinámicos y estar siempre activos.

Este evangelio debe trascender y solo con el poder del Espíritu Santo podemos lograrlo. Estemos dispuestos a dejar que él actué.

Por: Jorge Elías Simanca

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.