Como superar la masturbación

22651
Como superar la masturbación

Hoy en día existen muchos jóvenes en nuestras iglesias que aunque son bautizados y hablan en lenguas, tienen un problema oculto que no los deja vivir una vida cristiana en plena libertad. Este problema se llama la masturbación, y la pregunta es Como superar la masturbación.

La masturbación los lleva a avergonzarse de sí mismos y a decaer espiritualmente al no poder recibir la ayuda adecuada para este problema ya que es un tema que da vergüenza tratar con los padres y más con el pastor.

También te puede interesar: Cuidado no juegues con ellas

La masturbación tiene como concepto el estimular los órganos sexuales para sentir placer y aunque muchos hoy en día dicen que es bueno, sano y recomendable hacerlo, la Biblia y las experiencias personales nos dicen que la práctica de la masturbación nos lleva a avergonzarnos y sentirnos mal en el espíritu delante de Dios y de los hombres.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

 

Sabemos por definición que la masturbación tienen como objetivo sentir placer, es decir alimentar el deseo de la carne, lo cual va en contra de los principios bíblicos que nos enseña el Apóstol Pablo:

“Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis”. Gálatas 5:16-17.

Recordemos lo escrito también a los Corintios “¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es”. 1 Corintios 3:16-17.

Estos y muchos otros escritos bíblicos nos muestran lo mal de la práctica de la masturbación pero ¿Cómo liberarnos de este problema?

Solución a Como superar la masturbación

La solución a este problema está basada en lo que dice el Apóstol Pedro “Vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo”. 2 Pedro 1:5-8.

Muchos tienen conocimiento superficial de la palabra de Dios, viviendo débiles la fe que salva y que nos hace recibir la nueva naturaleza (somos renacidos por la palabra de Dios).

1. FE

Fe, a la fe usted tiene que añadir, en primer lugar, virtud y la virtud tiene que ver con fortaleza, valor, valentía y excelencia. Recordemos que una de las cosas que caracterizan a los jóvenes es su fuerza y el mismo Pablo le escribe a la iglesia en Efeso “Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza”. Efesios 6:10.

2. CONOCIMIENTO

Entendiendo este conocimiento como un conocimiento superior de la salvación de Jesús porque sólo conociendo la verdad de Jesús, esta nos hace libres.

3. DOMINIO PROPIO

Sabiendo que el dominio propio implica sobriedad, moderación, autocontrol. Como cristianos, necesitamos tener el control propio en TODAS y cada una de las áreas que existen en nosotros, porque Dios no nos ha dado espíritu de cobardía sino de poder, de amor y de dominio propio.

4. PACIENCIA

La paciencia es la capacidad de soportar las pruebas de la vida. Implica resistencia y para poder resistir se necesita el conocimiento y la virtud o el valor.

5. PIEDAD

Entendiendo piedad como la necesidad de todo convertido de ser como Jesús, es decir que su meta es llegar a la estatura de Cristo en todos los aspectos de su vida, muchos no pueden superar el pecado de la masturbación y otros problemas más, porque sus prioridades han cambiado.

Esto debería llevarnos a meditar sobre cuáles son nuestras prioridades y metas en la vida, porque dependiendo de ello se podrán trazar metas que nos guíen a superar el pecado llegando así a vivir una vida consagrada a Dios.

6. AFECTO FRATERNAL

Nos habla del amor que debemos brindar hacia los hermanos, del buen trato y del servicio. Todo aquel que ama a su hermano estará dispuesto a servirle, convirtiéndose en una necesidad en su vida haciéndose responsable de cuidar su relación con Dios para servir con limpia conciencia.

Cuando solo te enfocas en ti mismo (estudios seculares, trabajo y proyectos) pierdes el interés de ser útil en el servicio a tus hermanos dando la posibilidad de caer en una vida espiritual sin propósito y por ende caer esclavos del pecado.

7. AMOR

Así como hablamos del afecto fraternal que va dirigido a los hermanos, el amor va dirigido a las personas que están perdidas sin salvación y sin el conocimiento de Cristo.

El amor nos lleva a prepararnos para dar (porque el amor se demuestra es dando) a aquellos que viven sin esperanza, a esforzarnos por cumplir con la gran comisión de ir y predicar el evangelio a toda criatura.

Finalmente podríamos decir que el que vive de esta manera, no le dará fuerza a los malos pensamientos y tampoco alimentará su mente de nada que avive su concupiscencia, eliminando de su vida la práctica de la masturbación por el poder del Espíritu Santo en la obediencia y práctica de la palabra de Dios.

"Te invitamos a que te suscribas a nuestro Canal de Youtube"

Por: Eduardo Cuadros

Deja un comentario