Los gigantes perturban la visión

0
5191
Los gigantes perturban la visión

Los gigantes perturban la visión

A pesar de todos tus problemas y tus dificultades, más son los que están con nosotros que los que están con ellos, no permitas que los problemas apaguen tu visión. Hablaremos del tema: “Los gigantes perturban la visión”.

Todas las enfermedades de los ojos afectan la posibilidad de ver con toda claridad, los asuntos, los problemas y saber tratarlos como deben ser.

Primero se ve y luego se mira. Hoy hablaremos sobre los gigantes que perturban la visión.

En el plano natural, el examen de la vista en forma periódica es recomendado por los oftalmólogos y por los optómetras.

Esto para saber el estado de la presión óptica, miopía, cataratas y otras enfermedades que aparecen con la edad.

Aunque no hay que olvidar que hay muchos jóvenes enfermos de la vista.

“Y se levantó de mañana y salió el que servía al varón de Dios, y he aquí el ejército que tenía sitiada la ciudad, con gente de a caballo y carros. Entonces su criado le dijo: señor mío ¿qué haremos?”

Añade la Biblia: “¡Él le dijo: no tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos. Y oró Eliseo y dijo: te ruego, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea”.

“Entonces Jehová abrió los ojos del criado y miró y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo y de carros de fuego alrededor de Eliseo”.

Tenemos que tener en buen estado la vista para ver con mucha claridad los gigantes o problemas difíciles que tratan de obstruir nuestro camino y sacarnos de él.

Vea también: Visión, unción y vestido de gala

El gigante del temor

Siempre hay temores psicológicos, los temores, las angustias y complejos, pero Dios nos liberta y podemos avanzar en su nombre.

“¿A dónde subiremos? nuestros hermanos han atemorizado nuestro corazón, diciendo: este pueblo es mayor y más alto que nosotros, las ciudades grandes y amuralladas hasta el cielo y también vimos allí a los hijos de Anac”.

“Entonces os dije: no temáis, ni tengáis miedo de ellos”.

“Y hablaron mal entre los hijos de Israel, de la tierra que habían reconocido, diciendo: la tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra que traga a sus moradores”.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

“Y todo el pueblo que vimos en medio de ella son hombres de grande estatura. También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas y así les parecíamos a ellos”.

Ellos no solamente identificaron su parecer sino también el parecer de los gigantes, cosa que ellos estaban totalmente derrotados.

A veces los problemas agigantados tratan de derrotarnos, pero nosotros tenemos a Jesús el Señor.

En la iglesia también se presentan los gigantes, estamos completamente convencidos que la venida del Señor se acerca.

Que no hay tiempo que perder y que el Señor Jesús murió por todo el mundo en la cruz del calvario.

Además, todo el mundo necesita ver con claridad y no dejarse asustar por los gigantes del temor y la incredulidad, porque los gigantes perturban la visión.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

David fue menospreciado por sus hermanos, el rey de Israel y por el gigante Goliat, usted tiene que mirar cuál es el propósito que usted tiene al mirar un éxito.

David venció a Goliat, no hay ningún gigante, ninguna enfermedad de la que usted que no pueda salir.

“Ahora, pues, he aquí los hijos de Amón y de Moab y los del monte de Seir, a cuya tierra no quisiste que pasase Israel cuando venía de la tierra de Egipto, sino que se apartase de ellos y no los destruyese”.

Vea también: Cómo puedes destruir tus murallas

“He aquí ellos nos dan el pago viniendo a arrojarnos de la heredad que tú nos diste en posesión”.

“Oh Dios nuestro, ¿no los juzgarás tú?, porque en nosotros no hay fuerza contra tan grande multitud que viene contra nosotros; no sabemos qué hacer y a ti volvemos nuestros ojos”.

Seamos espectadores, vamos a ver la salvación de Jehová.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

No tenemos por qué estar por allí yendo a otras personas si tenemos a nuestros pastores, las personas que nos guían.

“Y cuando se levantaron por la mañana, salieron al desierto de Tecoa. Y mientras ellos salían, Josafat, estando en pie, dijo: Oídme, Judá y moradores de Jerusalén. Creed en Jehová vuestro Dios y estaréis seguros”.

Vea también: Cómo dar un paso de fe para avanzar

“Creed a sus profetas y seréis prosperados”.

De pronto tiene un problema que se le ha agigantado, pero el Señor es más grande que ese gigante.

El Señor es el que nos ha liberado a nosotros, nos ha sacado y es el que está listo para llevarnos por sendas de justicia por amor de su nombre.

No dejes que los gigantes te perturben la visión.

Por: Octavio Valencia

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.