Los consentidos de Dios

1873
Los consentidos de Dios

Los consentidos de Dios

Ser hijo consentido, para muchos, suena como hijos que todo se lo dan para mal. Pero quiero referirme en este día a aquellos que han renunciado al mundo y a la “suerte” de éste para amar, servir y entregar toda su vida al Señor. Son aquellos que dejaron su profesión, sus buenos trabajos, sus familias para ir a entregarlo todo por amor a Dios, ellos son los consentidos de Dios.

Estos hombres y mujeres cuentan con un padre creador de los cielos y de la tierra, el dueño del oro y la plata, con el que todo lo puede y por eso aunque muchos no lo entiendan, gozan de bendiciones inimaginables incluso para ellos mismos. Disfrutan de conocer hermosos lugares, comida en abundancia, obsequios materiales etcétera.

También te puede interesar: Una generación perezosa.

“La bendición de Dios es riqueza que viene libre de preocupaciones.Y aunque en ocasiones se pase necesidades la gracia, la misericordia, la bendición del Padre y el gozo del Espíritu Santo siempre están en sus vidas”. Proverbios 10:22.

Ser fiel a Dios y entregarnos por completo a su reino es una gran bendición ya que nos garantiza tener a nuestro lado el amor y el cuidado de Jesús y con Jesús lo tenemos TODO.

“Dios no nos negó ni siquiera a su propio Hijo, sino que lo entregó por nosotros, así que también nos dará junto con él todas las cosas”. Romanos 8:32.

Por: Eduardo Cuadros

Deja un comentario