El problema de no ocupar nuestro lugar

2
27111
El problema de no ocupar nuestro lugar

El problema de no ocupar nuestro lugar

El peor error cometido por el rey David está ligado a una serie de actos de negligencia cometidos por él, como rey de Israel y por ende, incurrió en el problema de no ocupar nuestro lugar.

Llegó la primavera, que era cuando los reyes salían a la guerra. Ese año David se quedó en Jerusalén. Una tarde, después de haber descansado un poco, David se levantó y comenzó a pasear por la azotea de su palacio. De pronto, vió que una mujer muy hermosa se estaba bañando. 2 Samuel 11:1-2.

El rey David cometió el grave error de no ocupar su lugar en la guerra y prefiriendo estar en cama y pasear (cambió su responsabilidad como rey por la pereza) esto lo llevó a cometer EL ERROR de su vida.

También te puede interesar: No temas joven

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Hoy nosotros como hijos de Dios, debemos reconocer que estamos en guerra espiritual y que tenemos la responsabilidad de luchar directamente en Jesús para vencer, y es en las actividades de la iglesia (culto, evangelismo, ayunos, etc).

Donde luchamos directamente contra nuestros enemigos (satanás y yo mismo); donde recibimos de Dios el poder y la bendición para salir victoriosos.

Pero a muchos les está pasando el mismo caso del rey David, en vez de ir al culto se van de paseo, en lugar de llegar a la oración se van de partido.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Se quedan en la cama sabiendo que hay dominical y tarde o temprano se verán las consecuencias de esa negligencia.

Te recomendamos leer: Cómo tener éxito en la vida cristiana

Hoy te animo a que ocupes tu lugar en la batalla como hijo de Dios, a que te arrepientas y no permitas que la negligencia te haga perder las batallas y por ende la guerra.

No esperes a que te aparezca una Betsabe y te quite la posición elevada que tienes. Recuerda Cristo viene pronto.

No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca. Hebreos 10:25

Por: Eduardo Cuadros

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.