Dios te escogió con un propósito

0
1184
Dios te escogió

Dios te escogió

En la época de los apóstoles, los discípulos eran quienes elegían a sus maestros a las personas que ellos querían que los capacitara. Hoy desarrollaremos el tema: “Dios te escogió”.

Los filósofos de la época la gente los buscaba a ellos, es decir, la gente tenía la opción de elegir a su maestro.

Pero como en Cristo todo es diferente, un día oímos su voz porque no lo elegimos nosotros sino que él nos eligió a nosotros pero nos escogió con un propósito claro, con un sentir firme y eran las misiones.

Tu y yo somos el resultado de haber escuchado la voz de Dios, cuando uno se acuerda de dónde fue que lo sacó el Señor.

Uno tiene que darle las gracias porque no lo elegimos, fue él quien nos escogió.

Tenemos a veces problemas con algunos en las congregaciones porque no creen, no sienten en su corazón que de verdad Dios los escogió.

Que bueno cuando uno de verdad le cree a Dios, cree en que de verdad él tiene un propósito firme en la vida de cada uno de nosotros.

Cuando Dios quería liberar a su pueblo de una esclavitud de muchos años, llamó a un hombre.

A Moisés y se lo hizo saber en medio de una llama de fuego por una zarza ardiente, entonces Dios lo llama “Moisés, Moisés” y él responde “Heme aquí”.

Vea también: ¿En qué parte del proceso vas?

Dios va a llamar a muchos y que bueno que dijéramos ¡heme aquí!, aquí estoy Señor para cumplir el propósito que tienes en mi vida.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

En otra ocasión Dios llamó a un niño, a Jeremías y Dios le dijo:

“Antes que te formases en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones. Y yo dije: Ah, ah, Señor Jehová! He aquí, no sé hablar, porque soy niño”.

Siempre le estamos poniendo obstáculos a Dios, siempre estamos viendo nuestras deficiencias, nuestras debilidades pero el sentir de Dios es que todos nos pongamos en sus manos, entendamos su lenguaje.

Que cuando él llama a alguien lo llama con un propósito claro, él no llama al azar, él tiene propósitos específicos porque quiere hacer cosas grandes en medio de su pueblo.

Estamos viviendo en medio de un mundo difícil y quiere que nosotros le creamos a él.

Hoy más que nunca en medio de una generación que se descompone cada vez más, que están desubicados con crisis de identidad sexual, con muchos problemas.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

Hoy no es tiempo para que nos auto compadezcamos, no, si Dios nos llamó es porque él cree, él confía en nosotros.

Dios no mira lo que mira el hombre, Dios mira es el corazón, él mira nuestro corazón y sabe lo que hay ahí en lo profundo.

Que bueno cuando uno le cree a Dios, cuando escucha esas palabras hermosas que susurra a nuestro oído.

El evangelio es el mejor estilo de vida que existe porque es capaz de cambiar nuestra vida, nuestro lamento en gozo, que bueno cuando uno le cree a Dios.

Mientras nosotros estamos auto compadeciéndonos, mientras nosotros estamos sacándole excusa a Dios para servirle, allá afuera hay mucha gente que sufre.

Mujeres que viven con hombres drogadictos, homosexuales, cualquier cantidad de gente con muchos problemas y no es tiempo de auto compadecernos es tiempo de creerle a Dios.

Dios llama de una manera especial a gente especial, cuando Dios lo llama algo le ve a esa persona, un corazón dispuesto, tal vez un corazón adolorido pero también humilde.

Él quiere cambiar tu vida y te dice como le dijo algún día a los apóstoles “sígueme”, Dios todavía está escogiendo gente con muchos problemas.

Porque ese el mérito de Cristo que “de lo vil y lo menospreciado, de lo que no servía escogió Dios para avergonzar a los sabios”.

Dios todavía esta escogiendo gente que se le una a su sentir, a sus propósitos, Dios está haciendo cosas grandes.

Cuando Dios nos va a llamar, él nos empieza a meter en un proceso, en un molde y ese molde a veces duele.

Pero como desde antes él nos conocía, empieza a meternos en ese proceso de transformación, de cambio.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Qué bueno cuando uno entiende, Dios no hace nada al azar, debemos pensar que nos vamos a unir al sentir de Dios, piensa cómo ha sido tu proceso de transformación.

Dios te ha venido preparando para cosas grandes, tienes que creerle, él ajusta nuestra vida para cumplir sus propósitos.

Este es el mejor estilo de vida que existe y es el evangelio, nada ni nadie nos mueve de donde estamos.

Porque tenemos convicciones firmes porque hemos visto la gloria de Dios reflejada en nuestras vidas.

Vea también: No pierdas tu identidad en Cristo

Él nos escogió para que llevemos frutos en abundancia, no para que nos sentemos para esperar a ver qué pasa.

Dios no llama gente capacitada, Dios llama gente conforme a su corazón, él llama gente especial para misiones especiales.

El problema no es Dios, el problema somos nosotros que no creemos en nosotros porque Dios sigue creyendo en tus habilidades.

“Porque Dios no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta” él cumple su palabra por encima de todas las cosas porque él es soberano.

Dios está llamando todavía hombres y mujeres que le crean, aquí hablamos verdades y esas verdades es que Jesucristo cambió nuestra vida.

Dios está diciendo en estos tiempos “sígueme”, cree que fue él mismo quien te escogió.

Tal vez tienes muchos problemas y dificultades pero hay un Dios que puede transformar tu vida, te está escogiendo con tus deficiencias pero también con tus habilidades.

Dígale al Señor que quiere servirle pero antes que eso, créale para hacer cosas grandes para su gloria.

Por: Lucero Lasso

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.