Con las fuerzas de un búfalo

Nunca el diablo podrá tocar la vida de un cristiano, al menos que éste se lo permita porque él obra desde afuera, mucho menos se podrá meter en la mente de nadie, pero hoy te animo a que con las fuerzas de un búfalo sigas adelante.

También te puede interesar: Limpiando nuestro corazón.

Satanás ha querido tener subyugado al pueblo de Dios y hasta manipular a algunos de nuestros hermanos.

“Pero tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo; Seré ungido con aceite fresco”. Salmos 92:10

Es de suma importancia prestar atención a los implementos que usaban al momento en que ungían a una persona.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

 

Estos eran:

  • El cuerno: Simboliza poder y autoridad.
  • El aceite: Nos habla del Espíritu de la gracia de Dios.

El cuerno no era algo simple, Dios estaba mostrando lo grande que es la unción en la ida del hombre.

La unción da poder, autoridad, fuerza, valentía, libertad, capacita, coraje, fuerza y valentía.

El miedo huye cuando hay unción en la vida de la persona

Tal vez te encuentres asustado por el gigante pero hoy te dice Dios “Toma tu cuerno”.

Tal vez cometiste un error, pero te arrepentiste y ya Dios te ha perdonado, pero te sigues juzgando y dándote latigazos por lo cometido y el diablo se está aprovechando de eso.

Con las fuerzas de un búfaloPero hoy te digo: “Ya no más temores, ya no más encierros porque hoy tenemos fuerzas como el búfalo”.

Si nosotros entendiéramos que la unción es el mismo Dios fluyendo en medio de su pueblo, todos desearíamos ser zambullidos a cada momento bajo la unción del Espíritu Santo, todos querríamos meternos más y más, porque la presencia de Dios cambia nuestra vida para siempre.

Estar bajo la unción no sólo es para satisfacción personal, no es pasajera ni transitoria, la unción permanece en nosotros para siempre.

La unción no es un simple sentir, o una imaginación, realmente Dios nos ha ungido de verdad.

No te de miedo decir que eres un ungido de Dios, que se reúna todo el infierno esperando para verte caer, que eso jamás pasará.

Tener la unción es tener al mismo Dios viviendo en el alma.

Cuando la unción cae sobre la vida del hombre, el hombre sale con fuerzas.

La unción te hace sentir grandes en Dios y te hace ver al enemigo pequeño.

Levanta tu cabeza, ya no la agaches más, levántate hoy y empieza de nuevo.

No digas no puedo, di “SI PUEDO”

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”. 2 Timoteo 1:7

Si estás con fuerzas débiles, hoy tendrás fuerzas de búfalo.


Pastor: David Alomia

Deja un comentario