La extraña obra de Dios para salvar

Las cosas que Dios hace, nos deja con la boca abierta, espantados, nos sorprende y cada día Dios nos sigue sorprendiendo porque no hay nada difícil para él en este tiempo; que bueno es confiar en el Señor. Hoy hablaremos un sobre la extraña obra de Dios para salvar.

También te puede interesar: Salva y déjate salvar.

Si nosotros miráramos a Dios como él es, no abría entre nosotros tanta debilidad, no hubiera tantas duras, nuestra fe fuese más fuerte. Nosotros somos cambiante, pero Dios es inmutable. Ojala nuestra fe hoy fuese mayor que la de ayer, porque nosotros fuimos llamados a subir y a escalar.

Dios te tiene es este mundo con un propósito, por eso no importa el momento difícil que estés pasando, Dios tiene el control y puede hacer una cosa extraña en tu vida y cambiarla para siempre.

Dios no se complica la vida, porque él tiene todo el poder, si las pruebas aumentan su gracias y su misericordia es mayor, Dios da solución a cualquier problema.

Con tal de salvar a un hombre o una mujer Dios hace lo que usted menos se imagina, pero de que lo convence lo convence.

Dios hace cosas extrañas, cosas maravillosas, la muerte no es problema para Dios, porque él resucita a los muertos y no le pide permiso a la muerte; él liberta a los cautivos y no le pide permiso al diablo, él venció al diablo y los demonios y él es el todopoderoso, él sana a los enfermos y no le pide permiso a la ciencia.

Dios hace cosas extrañas pero maravillosas, nosotros no somos seguidores de milagros, pero Dios sí hace milagros y detrás de nosotros, siguen los milagros.

Si ponemos la confianza en el Señor y colocamos nuestra vida en las manos de Dios, el Señor nos usará donde estemos, ya sea en el colegio, en la universidad, en el trabajo, donde estemos.

No creas que sólo Dios usa a los pastores, Dios usa a todo los que se dejen usar de él y con su poder hará cosas extrañas por medio de nosotros.

La obra más grande y extraña que hizo Dios fue hacerse hombre, todavía muchas personas no aceptan a Cristo como Dios, pero aunque para ellos le sea duro, para nosotros él es Dios.

Pastor: Ronald de la Hoz

Deja un comentario