Salva y déjate salvar

1
1606
Salva y déjate salvar

Salva y déjate salvar

Las cosas del Señor hay que tomarlas con mucha seriedad, así como el las habla, con Dios no se pueden tomar las cosas livianamente, es por eso, que el tema que abordaremos el día de hoy es: “Salva y déjate salvar”.

Debemos poner cuidado y reverencia a lo que Dios habla porque su palabra es verdad y se cumple.

Así como ese cuidado que tuvo Noé, que al oír la palabra con temor y reverencia fue a preparar el arca.

Noé no sacó excusas, no aplazó o postergó lo que Dios había dicho, inmediatamente lo hizo, así debemos ser nosotros. Hay que prestarle atención a Dios a los que dice.

El Espíritu Santo de Dios dice, que es ya y ahora, “Me es necesario hacer las obras del que me envió” para nosotros también es necesario.

“Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad…” Juan 4:23.

Es ahora que debemos hacer lo que nos corresponde, adorar y servir al Señor.

La predicación de la palabra de Dios es ya, y hay que tomarlo como es.

Recordemos que el tema de hoy es: “Salva y déjate salvar”.

Esto no es un cuento, muchos a veces viven como hipnotizados, perdidos y desorientados de lo que verdaderamente deben hace, su tiempo es dedicado a otras cosas menos a la misión que Dios nos mandó.

“He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación” 2 Corintios 6:2.

Vea también: Doctrinas para la salvación

Pidámosle a Dios que nos despierte, nos conmueva, nos avive y nos abra los ojos espirituales, para que entendamos que las cosas de él y para él son ya. Salva y déjate salvar.

Tu tienes que salvar a otros y también cuidar tu salvación.

Esta iglesia ama la salvación que Dios nos ha dado y así misma ama compartirla y llevar la gran misión que nos ha encomendado Dios.

No es momento de descansar, es momento de abrir nuestras bocas y dejar que el Espíritu Santo nos use, hablemos de esto tan grande que tenemos.

Estamos en los últimos tiempos, ya no falta mucho y tu y yo somos los obreros de la última hora.

Por eso, debemos pedirle que nos despierte y avive cada día, para que nos afanes de la vida no nos desvíen de nuestra misión de salvar. Salva y déjate salvar dice Dios hoy.

La visión de Dios es para ya, “que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina” 2 Timoteo 4.

El tiempo de Dios es ahora, parece que a algunos se les ha olvidado predicar que Dios es uno, que el tiempo es ahora.

Dios nos guarde de caer en ignorar el poder de su palabra y su nombre, porque muchos van poco a poco dejando de lado lo verdaderamente importante.

Dimensionemos lo grande de su nombre y el poder de su palabra.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Salva y déjate salvar, tenemos una familia, unos vecinos, unos amigos que aún no han llegado a los pies de Dios y para que nos hacemos llamar servidores, si no servimos tanto como debiéramos.

¿Quién se está salvando a tu alrededor?

Salva y déjate salvar.

Hay quienes solo van al templo y no tiene relación con Dios, pidámosle hoy al señor Jesús que nos despierte.

Para que hablemos y prediquemos su palabra, pero para que atesoremos y nos aferremos a esa salvación también nosotros.

Que hay en ti que te ata, que no te deja andar, esta Dios salvándote de todo lo malo que se viene, te ha regalado su perdón y sigues anclado en cosas vanas y del mundo perverso.

No seamos como Lot que los ángeles de Dios lo halaban para sacarlo de el pueblo lleno de pecado y ellos anclados a lo vano.

La misericordia de Dios es muy grande y una vez más hoy te dice: salva y déjate salvar.

También te puede interesar: El arrepentimiento primer paso para la salvación

Y así como a Lot se le dio a orden que no mirara atrás, así mismo Dios nos dice, que no nos devolvamos ni con el pensamiento, que arranquemos el mundo de nuestro corazón para así salvarnos y con nuestro testimonio y palabras salvar a otros.

Se les ordenó a Lot y su familia aparte de no mirar atrás a ir de prisa, estamos en los últimos tiempos, debemos correr, no debemos parara o descansar, debemos correr a la meta.

Y la esposa de Lot miró atrás, Lot debía salvar, Lot debía predicar y transmitir la fe, pero ni a su esposa convenció.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Como se pudo sentir en aquel momento Lot, al ver que no había impactado vidas, y que hasta sus seres queridos habían quedado en el juicio.

No corras con Sodoma en el corazón, las cosas con Dios son serias, su palabra es real, obedecerle es lo que debemos hacer.

Aun su misericordia esta extendida, no dejemos que el mundo nos arrebate este maravilloso regalo.

Vea también: Cerquita de la salvación y perdiéndose

Si corres con el pecado e el corazón caerás, pero si miras hacia adelante veras los brazos de Jesús abiertos esperándote.

“Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” Marcos 16:15.

Que por donde vayas impactes vidas, que por donde vayas lleves la misión y que no mires atrás.

Que todo el tiempo tu mirada este puesta solo en las cosas de arriba, esperando ese glorioso día donde nos llame nuestro Dios a morar con él por toda la eternidad.

Salva y déjate salvar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.