La predicación del evangelio es como una gran rueda gigantesca que gira alrededor de todo el mundo.

El Señor dice en su palabra, que se predicase en su Nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados, en todas las naciones en un tiempo indeterminado.

También te puede recomendar: Qué hermoso es el evangelio.

Además dice “Y de la hora y del día nadie la sabe” entonces este gran giro de la predicación es a nivel mundial, y se detendrá sólo hasta cuando Jesucristo diga que se detenga.

Recomendamos: El evangelio completo es el que alimenta.

¿Cuál es la función de ese giro?

Para que una persona entre en este gran giro, debe cumplir con ciertos requisitos:
1. Debe ser oyente

La predicación del evangelio es un trabajo de todos los creyentes, donde ayudamos a que las personas escuchen el mensaje.

Ya sean jóvenes, niños, ancianos, adinerados, intelectuales, analfabeta, toda la gente debe ser oyente del glorioso evangelio del Señor Jesucristo.

En esta etapa se necesita que el evangelio llegue a los oídos de todas las personas, no importando su clase social.

"Te invitamos a que te suscribas a nuestro Canal de Youtube"
2. Debe ser creyente
Después de ser oyentes, se llega a ser creyentes del evangelio, porque esto tiene una secuencia.

Muchas veces cuando nosotros le hablamos a una persona del evangelio, decimos: “Ya cumplí con el deber de predicarle” pero eso no es todo, hay que dar otro paso, y es que ese oyente pase a ser un creyente del evangelio.

La predicación del evangelio

Porque una cosa es ser oyente y otra cosa es ser creyente del evangelio.

3. Debe ser practicante

Después que ha sido oyente y pasado a ser creyente, debe de entrar a ser practicante del evangelio, por eso estamos hablando de que no solamente es un drama, ni es solamente algo figurado, sino que es un trabajo arduo, que demanda sacrificio, ayuno, oración, dedicación y necesita inversión económica.

4. Debe ser predicador

La Biblia describe tres métodos de la predicación, de la presentación del evangelio a las almas, y estos son:

  • El sermón.
  • La enseñanza.
  • El dialogo.

Hoy en día no es tan fácil comunicar el evangelio por medio de un sermón, porque nos movemos, en medio de una gente que se ha desarrollado y se va a seguir desarrollando.

Lo que hacemos en el evangelio es crear un desarrollo espiritual, inteligente en la mente de las personas; dar un cambio, un viraje diferente en la sociedad, desde los niños, hasta los ancianos.

También te puede interesar: Porqué debes decidirte por el evangelio.

Es posible que nosotros no estemos haciendo inversiones, y es importante que la hagamos.

Pero nuestra inversión, labor, esfuerzo y sacrificio, es para que la mente de los hombres progresen, y progresen para bien, progresen espiritualmente, porque hay un Dios santo, un Dios bueno, amante de todo lo bueno y Él quiere que todos aprendamos a hacer lo bueno.

La predicación del evangelio

Pastor: Luis Garcia

Deja un comentario