Entendiendo la misión del evangelio

0
1303
Entendiendo la misión

Entendiendo la misión

Hoy desarrollaremos el tema: “Entendiendo la misión”; y para esto hemos definido dos objetivos principales:

  • Descubrir nuestra identidad.
  • Aprovechar al máximo nuestra posición para convertirla en una oportunidad de servicio a Dios, a la comunidad y que así sea más efectivo este servicio.

Hoy en día hay un término que se mueve mucho en el medio secular y es “equidad”, es la cualidad que consiste en dar a cada uno lo que se merece por sus méritos o por sus condiciones.

Equidad no es lo mismo que igualdad, se ha cometido un error y es cuando las mujeres reclamaron igualdad.

La igualdad nunca se va a dar porque somos diferentes, lo que necesitamos es que haya equidad de género.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

Entendiendo la misión.

A través de la historia, la mujer ha sufrido menosprecio, la historia narra acerca de mujeres que se vieron obligadas a reclamar sus derechos, a protestar, a exigir ser tratadas como seres humanos.

Comenzaron las manifestaciones por parte de mujeres valientes, la mujer empieza a reclamar y logra derechos superficiales como, por ejemplo:

  • El aborto
  • La igualdad
  • El divorcio

Pero también se dieron otros logros que estas mujeres alcanzaron como, por ejemplo:

  • El derecho al voto
  • Oportunidades laborales
  • Educación
  • Oportunidades en los puestos públicos y del gobierno

Cuando uno ve la lucha de la mujer en la sociedad, hay muchas ideologías, como la ideología de la diferencia.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Que busca afianzar lo femenino a un renacimiento y las mujeres que estuvieron al frente, querían devolverle a la mujer esa feminidad.

Generar confianza y solidaridad entre las mujeres, aceptar la diversidad entre ellas, no a los estereotipos.

Vea también: El poder del Espíritu Santo en las misiones

Nunca podrán quitarnos eso, ellas optaron por hacer un seguimiento, como cuando descubrieron que la mujer estaba perdiendo feminidad.

Ojalá podamos entender cuál es nuestro origen y cuál es nuestra razón de ser, hay que ubicarnos, no podemos seguir la corriente del mundo, tenemos que saber quiénes somos.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Reconocer que somos mujeres, que somos inteligentes, capaces y darnos cuenta lo que somos como persona, no con quién estamos, ni de quién dependemos, ni para quién trabajamos.

Entonces cuando descubrimos ¿Quién soy?, descubrimos que tenemos una misión y entonces puedo comprenderla, no se necesita ser una heroína para hacer algo en la vida.

La cultura es algo que se construye, los pueblos pelean por conservar su cultura para que los jóvenes entiendan, la asimilen y la sigan transmitiendo.

Nuestra cultura tiene que tener bases y debemos conocerla, sabemos que se ha ido construyendo con más de 70 años, cuando se reconstruye la cultura, nos hace retroceder a muchos años.

Vea también: La misión en acción

Tú mujer, tienes el potencial para ser lo bueno de lo malo, para sentirte realizada, puedes hacer que tu casa o que tu vida sea un paraíso o hacerla un desierto.

Puedes ser una Ana que oraba en un altar pidiendo un hijo, puede ser una Débora, aquella mujer que luchó para que su pueblo consiguiera la libertad, la victoria.

O una Abigail que defendió su familia o como Dorcas, una mujer que abundaba en buenas obras.

Estas mujeres entendieron la historia, se hicieron fuertes, dieron lo que pudieron y ellas menguaron para que el Señor creciera, la misión no se puede debilitar.

Pero para que no se debilite debemos estar comprometidas con la obra del Señor.

Por: Lina Ocampo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.