El servicio total a Dios

0
1247
El servicio total

El servicio total

Esto es muy importante para la mujer porque hay una diferencia entre las mujeres y los hombres, casi todas las mujeres cuando hablan del esposo dicen, “es que fulano es muy fresco”. Hoy desarrollaremos el tema: “El servicio total”.

Y no es que quieran ser irreverentes e irrespetuosas es que ellas lo sienten así pero resulta que esa es la diferencia entre el hombre y la mujer.

Cuando no existían las ecografías en el mundo, le ponían una trompetica en el abdomen y le oían los latidos del bebé, si los latidos eran rápidos era niña pero si eran lentos era niño.

Entonces la mujer cree que es más responsable que el hombre porque está más angustiada, lo que pasa es que el corazón se le acelera más, nada más, así que cálmese y respire profundo.

Esas son diferencias que tenemos, las mujeres tienen tendencia a dormir menos pero necesitan dormir más.

Es una cuestión biológica, no tiene nada que ver con lo psicológico, claro que hay hombres también acelerados y también necesitan dormir.

A veces las mujeres sufren mucho y no porque quieran sufrir sino porque no saben manejar su propia biología y hay hombres que sufren por lo mismo, tenemos que aprender a descansar en Dios.

“No os conforméis, antes transformaos” la palabra conformarse y la palabra transformarse eso es una gran diferencia.

Hay gente que se conforma a la cultura pentecostal pero también puede haber una transformación.

Conformarse significa convenir con otra, ser de su misma opinión y dictamen, reducirse, sujetarse voluntariamente a hacer o sufrir algo por lo cual se tiene alguna repugnancia.

Es decir, la persona se prepara para identificarse con algo ya sea bueno o malo.

Pero usted puede también conformarse con lo bueno, es decir, identificarse y tratar de ser como o sujetarse a.

Por ejemplo: hubo un gran avivamiento en la iglesia primitiva y vino el Espíritu Santo y nadie decía:

Esto es mío, sino que vendían las propiedades y las traían a los pies de los apóstoles y la repartían y habían un par de esposos fieles que se sintieron presionados a conformarse y a hacer lo que los demás hacían.

Vea también: No le tengas miedo al servicio a Dios

Entonces la persona se amolda a lo que está sucediendo aunque en este caso era bueno pero como ellos no estaban por dentro bien.

Entonces ellos prometieron algo para ser como los demás pero cuando se fueron, la esposa que era más inteligente que él le dijo: ¿Cómo vas a dar 40 millones? Ellos no saben, con 20 es suficiente.

Y al fin vendieron la propiedad en 40 y dieron 20, se conformaron, se amoldaron, se sometieron a la corriente de todos para algo bueno pero en el corazón era malo, hay un rey que dice.

Que hizo todo lo bueno pero de corazón torcido, hizo lo recto delante de Dios pero su corazón no era bueno.

“No os conforméis a la manera que impera hoy día” y no se refiere solo al maquillaje porque es que desgraciadamente le llamamos mundo es al baile, a las películas y al maquillaje.

Pero a como se hacen los negocios, se compran las casas, como se trata al marido o a la esposa o a la novia a eso no le llamamos mundo y sí es.

El mundo tiene una manera de hacer los negocios, de conseguir empleo, eso es conformarse al mundo, aunque tú tengas la falda larga, el pelo largo y no estés maquillada es igual, ahora no escojas entre una y otra es que hay que dejar de hacer lo uno sin dejar de hacer lo otro.

“No os conforméis a este siglo pero en cambio transformaos” transformados significa hacer cambiar de forma a alguien o a alago, transmutar algo en otra cosa, involucra el cambio externo y también el interno.

El apóstol Pablo primero se llamaba Saulo y era un asesino de cristianos era un hombre sano en su formación y de cierta altura socialmente pero él pensó que era su obligación matar a los cristianos.

Eso lo convirtió en un asesino aunque pensaba que hacía bien pero se encontró con Cristo, entonces Cristo le cambió el corazón, fue transmutado en otro hombre.

Nosotros a veces nos quejamos es porque nos estamos es acomodando y como no hemos sido transformados nos incomoda.

Porque uno está haciendo lo que el corazón no le da para hacer, así que no se trata de dejar de hacer.

Se trata de que lo hagamos como dice el Señor, transformándonos.

Necesitamos ser transformados, la vida cristiana no es difícil pero si es difícil aparentar ser cristiano, no tienes que aparentar.

El Señor te puede ayudar a que te transformes, uno aspira si no es que no encuentra la manera.

El problema es que nosotros encontremos un contacto con Dios tan bueno que nos produzca una transformación.

¿Por dónde empieza la transformación? Empieza por la renovación del entendimiento.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

El servicio total.

Algunos creen que sacudiéndote la cabeza tú te vas a transformar, te dará tortícolis pero no te vas a transformar.

La mano de Dios es suave y se le cuela a uno que uno ni se da cuenta.

No tienes que sufrir porque Dios no hace sufrir a la gente, Dios la transforma y la hace diferente, uno mismo ni se conoce.

Dios no quiere que la gente se esfuerce por parecer algo que no es pero sí quiere que la gente se entregue para él transformarlo.

Y ser lo que deben ser y ustedes sí pueden ser porque Dios sí hace milagros.

Si nosotros vamos a pensar en servicio, empecemos por lo esencial, nosotros hemos dicho que somos instrumentos.

Dios sí tiene lo que es básico para cada uno de nosotros, Dios tiene solución, él es mejor que todos nosotros.

Somos instrumentos y como instrumentos tenemos es que dejarnos llevar.

Somos unos instrumentos hechos con unas características que Dios hizo y pensaba usarlo para algo.

Estamos desarrollando el tema “El servicio total”, vea también: El servicio a Dios

Nosotros estamos empecinados en ser útiles en otra cosa y a veces tenemos la culpa los que enseñamos porque le queremos decir a la gente que son pintores cuando son músicos.

Acepte que es un instrumento y déjese llevar, la vida no es difícil.

Solo que uno a veces endurece la mano para hacer la propia tarea y le sale mal pero si sueltas la mano, Dios hará la tarea bien.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

El servicio total. 

Toda persona tiene prioridades de ¿Dónde nacen mis prioridades? Nacen de mi propia naturaleza y de las cosas que yo tengo que hacer.

Usted necesita ubicarse en Dios y dejar que Dios le ubique en su actividad.

Lo que no podemos creer nosotros es que podemos servir en lo que sea y en todo porque no es verdad, no importa lo que hagas.

Los dones no los determinan las personas, los determina Dios, él repartió sus dones como él quiso dice la Biblia.

Cuando le decimos al Señor que use nuestra vida, es un cheque en blanco para Dios, para que haga lo que él quiera.

Es importante que tengamos claro ¿Cuál es mi función? ¿Cuál es la parte importante de mi vida? ¿A qué me dedico? ¿Qué es lo que quiero hacer?

Necesitamos que Dios nos ayude a ubicarnos, déjate llevar, que Dios tiene un lugar donde encajas perfectamente.

Cuando la Biblia dice que nosotros somos piedras vivas, no quiere decir que somos piedras humanas, una piedra viva es una piedra que sale de la cantera y no la han trabajado.

Cuando Dios mandó hacer el candelabro que era símbolo de la iglesia, no lo mandó hacer vaciado.

Era hecho a golpe de martillo y cada abolladura era diferente porque daba una obra primorosa.

¿Cuál es mi función para yo establecer mis prioridades y mis intereses?

Dios nos ha transformado para que hagamos una tarea.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

El servicio total.

Una función y es a otro que se le va a ocurrir que yo no sirvo para nada porque no es lo que él piensa, cuando estamos perdiendo la riqueza y la belleza que tenemos.

Un cuerpo que funciona bien, no es un cuerpo donde todos los miembros hacen lo mismo, sino que cada quien hace lo que le corresponde y complemente lo que el otro está haciendo.

Y la arrogancia de creer que yo no necesito a nadie es lo que nos trae problemas, somos unidad, somos un cuerpo.

Así que permitamos que Dios nos ubique, descubriendo nuestro propio saber, todo cuanto hago debo fortalecer mi carácter.

Un ministerio no se aprende porque ese es un perfil que da Dios, uno aprende actividades pero un perfil de carácter no.

Dios se lo da y lo que tiene que hacer es desarrollarlo pero no lo puede inventar.

Vea también: Por qué hay cristianos que no dan frutos

Todo cristiano tiene un don, ponte en las manos del Señor y déjate llevar porque lo tienes.

Dios el día que te convertiste te lo dio, en mi desarrollo cristiano es perfeccionar en lo que soy yo, no en lo que es otro.

El secreto para alcanzar la meta, en esto a veces fallamos, busque primeramente el reino de Dios y las características del reino.

Y lo demás será añadido porque el que me lo dio es el que sabe cómo se perfecciona ese don.

Para yo saber cómo funciona ese don, debo estar en el nivel y en el ambiente donde eso sucede.

Nosotros necesitamos aprender eso “primero Dios” y podamos ser libres.

Es importante que estemos contentos con lo que Dios ha hecho.

Dejemos que Dios nos use de verdad, no decidas para dónde ir, deja que él te lleve. El servicio total.

Por: Álvaro Torres

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.