El Espíritu Santo como herramienta principal

4
11145
El Espíritu Santo como herramienta principal

El Espíritu Santo como herramienta principal

No esperes que se cumplan las señales para el que Señor venga, porque las señales no son para nosotros, son para Israel. Hablaremos sobre el tema: “El Espíritu Santo como herramienta principal”.

El Señor puede venir hoy mismo y no verás ningunas señales, solo hay que estar preparado.

Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra“. Hechos 1:8.

Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos.
Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen
“. Hechos 2:1-4.

Cuando nosotros leemos la Biblia no podemos perder de vista ciertas cosas para que recibamos el mensaje que se nos quiere dar.

Porque si no leemos bien, medio digerimos y para esto el Espíritu Santo es una herramienta principal.

Es inevitable desconocer que el bautismo del Espíritu Santo tenía una proyección de extraversión, de mirar hacia afuera, no era solo una cosa de mirar hacia dentro, tenía una función misionera y de servicio.

“Recibiréis poder y me seréis testigos” platea la misión y la estrategia, pero nosotros los pentecostales de todas las épocas, recibimos el Espíritu Santo disque para gozarnos.

También te pude interesar: Porque un viaje tan largo

Nosotros hemos inventado un poco de cosas “Cree en mí como dice la escritura y de su interior correrán ríos de agua viva”.

Inventamos que ese río de agua quiere decir, mucha alegría.

Eso lo decimos nosotros, es como una represa de agua que es poder, claro que el Espíritu Santo da alegría porque es uno de los frutos del Espíritu.

Pero no quiere decir que necesariamente signifique alegría.

La primera cosa es para que le sirvamos y la segunda cosa es para ser testigos en Jerusalén, Samaria, un cirulo concéntrico que se va dando.

Así que el Señor nos ha dado una misión y una estrategia para la misión.

El Espíritu se convierte en la herramienta para utilizar, no solo para disfrutar.

Nosotros no podemos perder de vista ese propósito explícito de Dios, porque nosotros nos hemos encerrados en 4 paredes.

Nos gusta hacer convenciones, congresos, vigilias, ayunos y campamentos, nos hemos vueltos judíos.

Los judíos eran introvertidos, todo para ellos porque ellos no pretendían evangelizar el mundo, pero Dios no tiene esa mentalidad, Dios siempre pensó en los otros.

La herramienta poderosa que se empieza a dibujar en el libro de los Hechos es el poder del Espíritu Santo.

Pero bien entendido, no para disfrutar los creyentes sino para que el evangelio sea extendido por el mundo.

Nosotros somos llenos del poder de Dios para servir.

Nosotros tenemos que reposicionar nuestras experiencias cristianas ¿para qué nos las dio el Señor? ¿para qué las tenemos?

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

El Señor les dijo a los discípulos “Id por todo el mundo y predicad el evangelio” ellos no se fueron por todo el mundo, se quedaron en Jerusalén.

Entonces vino la gran persecución porque el propósito de Dios no era que sea quedaran allá.

No es quedarnos en las congregaciones, esto no se puede parar.

El evangelio trajo una nueva dimensión, que es la dimensión del Espíritu que vino a prepararnos para equiparnos, para hacer el propósito de Dios.

El derramamiento no es para que nos pongamos hacer culto y aplaudir, es mientras hay tiempo de salvar al que se pueda, porque esto se acaba en cualquier momento.

Vea también: El Espíritu Santo no pasa de moda

Nosotros estamos es para usar el poder del Espíritu Santo como una herramienta principal para lo que nos lo dieron y eso es hacer lo que Dios quiere que hagamos.

Lo que fue motor de la iglesia primitiva, lo que fue motor del movimiento cristiano desde el principio fue esto “Lleno del Espíritu Santo”.

Porque se convirtió en el motor que movía a la iglesia.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

La iglesia de ahora recibe el Espíritu Santo, no quiere moverse, cuando eso es una cosa que no lo deja quieto a uno.

Hay propósito expreso en Dios de impulsar la iglesia a través de ser llenos del Espíritu Santo, necesitamos permitir para que la iglesia siga adelante.

El Espíritu Santo es un símbolo de extraversión, es lo que hace que la iglesia muestre su cara al exterior.

Desde el día de pentecostés las cosas cambiaron, con el bautismo del Espíritu Santo nos entregaron una caja de herramientas completas.

Nosotros no andamos solo con una herramienta, pero una vez terminamos eso en vez de caminar al vacío, seguimos en lo que Dios nos ha dado.

Nosotros tenemos unas herramientas por el Espíritu Santo que se llaman “Dones del Espíritu Santo” y que a veces no hablamos de ellos.

El maestro tiene que usar las herramientas que Dios le ha dado, a veces somos tan teológicos que nadie nos entiende.

Lo que Dios hace en tu vida, tu no le quieres dar el valor que tiene, Dios tiene unas herramientas.

Tú no estás hablando en lenguas para sentirte bien, tu estas lleno del Espíritu de Dios para que las herramientas se pongan en marcha.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

A veces queremos pedirle a Dios los dones que nosotros queremos y no es así, es que Dios ya te dio uno.

Despierta el que tienes porque Dios si nos ha dado dones, Dios sabe lo que nuestros alumnos necesitan.

Los maestros tenemos gente con problemas, todos tienen sus dificultades, pero tenemos que usar las herramientas que tenemos porque son muy efectivas.

Deja que el Espíritu Santo te guíe, deja que Dios obre y veras que él sabe hacer cosas extraordinarias.

Hay gente que necesita y nosotros tenemos la caja de herramientas que Dios nos ha concedido.

Vea también: El servidor y el Espíritu Santo

Si somos capaces, este Espíritu Santo que hemos recibido no se quedará solo en experiencia o en una gran emoción que fue muy linda, sino que se convertirá en herramientas positivas.

Tu hasta vas a saber cuándo te estén mintiendo, tú vas a saber cuándo a una persona le duele el corazón y quiere taparlo.

Llénese de la palabra de Dios, cada escritura tiene algo especial que llena una necesidad y uno a veces uno no sabe ni por qué las dice, pero las dice.

Cuando digas algo, dilo con seguridad, tú estás lleno de Dios, tienes el Espíritu Santo como herramienta principal.

Por: Álvaro Torres

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.