Jesús es el mismo ayer y hoy

0
1895
Jesús es el mismo ayer y hoy

Jesús es el mismo ayer y hoy

La temporalidad del mundo terrenal implica la eternidad de Dios “Sécase la hierba, marchítase la flor; más la palabra del Dios nuestro permanece para siempre”. Isaías 40:8. Hablaremos sobre el tema “Jesús es el mismo ayer y hoy”.

Si permanece la palabra, permanece él, él no existe como la existencia que tienen las demás cosas que son pasajeras sino que él existe por los siglos de los siglos.

“Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre” Daniel 2:44.

“Mis días son como sombra que se va, y me he secado como la hierba. Mas tú, Jehová, permanecerás para siempre, y tu memoria de generación en generación” Salmo 102:11-12.

La temporalidad de las cosas implica la eternidad de Dios, implica que él es eterno.

“Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, y los cielos son obra de tus manos. Ellos perecerán, mas tú permaneces; y todos ellos se envejecerán como una vestidura, y como un vestido los envolverás, y serán mudados; pero tú eres el mismo, y tus años no acabarán”. Hebreos 1:10-12.

Todos hemos visto una burbuja de jabón y sabemos que dura escasos minutos.

Vea también: Dios nunca deja de ser fiel

La vida de una mariposa dicen que dura entre 8 días y mes dependiendo del clima donde estén.

La vida de una persona según el Salmo 90:10 oscila entre 70 y 80 años útiles.

Se cree que una tortuga puede durar 1 siglo pero por largo que sean sus días, algún día termina, todo tiene su ciclo.

“Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama. Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada” Malaquías 4:1-2.

De tal manera que cuando la tierra arda el sol se oscurecerá más tú resplandecerás.

¿Podrá el hombre atestiguar la veracidad de las cosas pasadas?

El hombre de hoy no puede hacerlo excepto aquellos a los que se les fue dado por revelación.

Por eso nosotros seguimos hablando de la temporalidad y de la eternidad de Dios y gozarnos de que tenemos esa clase de Dios.

¿Podrá el hombre visionar los acontecimientos futuros?

Hay muchos visionarios haciendo predicciones de lo que sucederá, hacen predicciones de lo será este mundo sin humanos, eso está escrito en la palabra de Dios.

Aunque el hombre tenga mucho ingenio, aunque esté dotado de inteligencia solo Dios conoce el futuro y eso si es verdad porque no son hipótesis, son verdades y eso está escrito en la Biblia.

La Biblia es la palabra de Dios y podemos estar confiados en ella.

Solo Dios conoce el futuro y por revelación nos ha dado un vislumbre de lo por venir.

Hay más seguridad en lo que dice la Biblia que en lo que dice la gente por ahí, tenga cuidado.

Vea también: Para que es la profecía en la iglesia

No sea ligero a creerle a cualquier profeta y adivino, créale a la Biblia, lo que Dice Dios es verdad, él no miente.

Cuando el Señor dijo la parábola del rico, dio un vislumbre de lo que iba a hacer, no necesitamos ser adivinos, ni profetas eso está dicho por la voluntad de Dios.

Para ver el futuro los hombres consultan los astros, el horóscopo, brujas, hechiceros, muertos pero solo Dios conoce el pasado, presente y el futuro porque él es eterno.

Los que andan investigando el futuro es porque andan inseguros pero nosotros como somos salvos andamos seguros, no anda con miedo.

El que se agarra de Cristo Dios le resuelve el dilema, cuando uno anda con Dios uno queda satisfecho, si hay cosa linda es entender el evangelio.

“Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos”. Hebreos 13:8.

Para que Jesucristo deba ser el mismo ayer, hoy y siempre necesariamente Jesucristo tiene que ser Dios. Eso no lo dude.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Estamos desarrollando el tema: “Jesús es el mismo ayer y hoy”

No permita que se lo pongan en el segundo orden de la trinidad, él no es el segundo, él es el primero.

El hombre hace muchos planes pero esas cosas sucederán si el Señor se las permite, el hombre es temporal pero nosotros tenemos un Dios que permanece para siempre.

“¡Vamos ahora! los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y traficaremos, y ganaremos; cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece. En lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello”. Santiago 4:13-15.

Hay gente que no se le puede dar bendición porque se vuelve mala, las bendiciones les hacen daño, hay gente que tiene platica y pagan los diezmos.

Si Dios te bendice no te dejes engañar del diablo, primero Dios, él es el rey de reyes y Señor de Señores.

Vea también: Suelta el ancla que no te deja avanzar

¿Ha pensado usted porque solo al hombre le interesan las cosas pasadas y las futuras?

Eso no es malo pero solo le ocurre a los seres humanos, quiere decir, que para el hombre no termina todo con la muerte, algo sigue.

“Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio”. Hebreos 9:27.

“Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones”. 2 Pedro 1:19.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Jesús es el mismo ayer y hoy.

La palabra de Dios permanece para siempre, es eterna. Hay que creerla porque respetable e indiscutible.

A Dios no lo cambian las épocas, él no necesita mejorar porque él está completo pero el hombre es cambiante y tiene un faltante que solo puede completar Dios.

Vea también: La presencia de Dios cambia la vida para siempre

“Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos”. Malaquías 3:6.

Dios no tiene que esperar que sucedan las cosas, él las conoce todas.

Si te llegasen dudas de las cosas pasadas, Cristo permanece y permanecerá para siempre.

Jesucristo es el mismo, ayer y hoy

Las cosas temporales pasan pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

Así como Dios es eterno nosotros lo seremos también, porque aun suframos nos gozamos.

Pastor: Clodomiro Lobo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.