Maestro Dios espera mucho de ti

2
2298
Maestro Dios espera mucho de ti

Maestro Dios espera mucho de ti

Es importante que pensemos ¿Por qué me escogió Dios? ¿Qué vio en mí para servirle? Hablaremos del tema: “Maestro Dios espera mucho de ti”.

Uno no busca a una persona simplemente por buscarla. Si en algún momento se nos daña algo buscamos a la persona que sea especialista en arreglar ese daño y buscamos recomendaciones.

Nosotros dentro de nuestra humanidad buscamos a la persona ideal para que nos haga las cosas.

Todo lo que se realice en la iglesia nos afecte y nos cambie porque pasan eventos, retiros, talleres, congresos, actividades van y vienen pero qué está sucediendo en mi vida que eso no está produciendo un cambio en mí porque eso debe afectarme.

Si algo me afecta y cambiar eso que me están diciendo que cambie.

Si Dios te escogió es porque él miró capacidades, dones y ministerios en ti pero tú tienes que ser afectado por la palabra.

Vea también: Maestros con pasión por aprender

La idea de hacer un congreso o un taller es que yo salga afectado por la palabra y lleguemos a comprender lo que Dios nos ha concedido, siendo conscientes de lo que él ha depositado en nuestras vidas por su Espíritu.

De lo vil y menospreciado escogió Dios pero cuál fue la razón por la que me escogió a mí el primer paso es saber

¿Quién es Dios?

Si yo no sé quién es Dios no me afecta en anda, tengo el rótulo de maestro pero no me afecta.

Cómo actúo si yo sé que Dios está ahí, no actuaria de manera irreverente, cuando yo conozco a Dios nadie tiene que decirme que hacer, lo hago de manera consciente porque es para Dios y él es mi dueño.

Dios quiere que tú vivas la palabra, que la reflejes en tus actos.

Nosotros tenemos que ser afectados para poder afectar a otros que son los niños. Debe afectarme porque si no me afecta estamos mal.

Vea también: Ser maestro es un ministerio

Si yo le digo a Dios que “soy tuyo”, debo guardarme para él porque yo soy de él. Cuando llegamos a comprender que Dios es nuestro dueño se va metiendo en nuestra vida de tal manera que controla todo.

El primer paso es que nos afecte y salgamos cambiados porque Dios está esperando mucho de nosotros, que nos esforcemos.

Han pasado los años pero usted no es el mismo y al que más se le da, más se le exige, usted es maestro.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Maestro Dios espera mucho de ti.

¿Qué nos hace falta en este compromiso?

Y es que la Biblia dice “A ti te fue mostrado, para que supieses que Jehová es Dios, y no hay otro fuera de él”. Deuteronomio 4:35.

A nosotros se nos fue mostrado y si yo lo creyere cualquier que afectara mi vida, mi ministerio por si alguna razón hay algo de mundanalidad a mí se me fue mostrado para que yo sepa que él es Dios y fuera de él no hay más.

Nadie se transforma por la advertencia, el hombre se transforma por las convicciones, si estoy convencido que soy maestro, quién me dice que no.

Yo tengo que ser consciente del llamado que me hizo Dios, nos hace falta tener convicciones y cuando uno está convencido nadie cambia tu posición.

La advertencia no transforma al hombre, solo lo transforma para Dios porque cuando estoy convencido de lo que tengo que hacer para Dios, estoy convencido.

Vea también: Un maestro que influye en la vida de sus discípulos

Hay unos momentos especiales con Dios pero si ellos no hubiesen aceptado el reto no estuviesen en la Biblia.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Maestro Dios espera mucho de ti.

Cuando Dios lo reta a uno, uno debe ser atrevido porque todos los que se atrevieron no quedaron defraudados.

No importa el tiempo, Dios nos llamó para hoy.

Dios tiene propósitos pero un día Dios nos cambió las metas y nos puso una vestidura especial, algo que no tienen otros, algo que el mundo quisiera tener pero no lo tiene porque no lo ve, ni le conoce.

Vea también: Un maestro hacia la excelencia didáctica

Tú y yo somos producto del calvario, ahí comenzó nuestra vida, ahora entendemos, ahí comenzó todo para nosotros, tenemos que valorar lo que Dios hizo por nosotros y él espera mucho de mí.

No estamos buscando el éxito personal, el que ha venido y nos llenado con su unción de él es el éxito.

Somos producto del día de pentecostés y soy un templo portátil del Espíritu Santo, debes estar convencido porque Dios espera mucho de ti.

Y aunque seamos infiel, él permanece fiel, él es paciente. Qué bueno es Dios.

Dios quiere un compromiso real. “Maestro Dios espera mucho de ti”.

Por: Julio Llinas

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.