La humildad de Jesucristo

En esta vida tengamos paciencia, suframos lo que sea, no es agradable sufrir luchas, ataques, pruebas, pero los que conocemos a Dios nos esforzamos y permanecemos fieles hasta el final. La humildad de Jesucristo.

También te puede interesar: Una delegación de todo el mundo.

“Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna”. Zacarías 9:9.

Pastor: Clodomiro Lobo

 

Deja un comentario