10 veces mejores para Dios

10 veces mejores

10 veces mejores

Este número tiene un significado relevante en medio de nosotros, el 10 es un número especial, utilizado muchas veces para hacer encuestas; realmente tiene una representación maravillosa, por esto debemos ser 10 veces mejores.

Tiene un sinónimo calificativo de calidad, excelencia, perfección y representa lo mejor.

Estamos pasando momentos críticos de decadencia espiritual, tenemos que ser el número 10, pero ojalá ese calificativo no nos lo diera un hermano, ni un pastor, sino el Espíritu Santo.

El señor James se siente bien cuando le dicen que es el 10 de la Selección Colombia, pero porque no sentirnos orgullosos de ser los 10 de Dios, al ser parte de este maravilloso pueblo, llamado el pueblo de Dios.

Daniel, le dice al jefe que le de 10 días ¿Por qué no le dijo 5 días?, porque el numero 10 tiene una representación maravillosa.

Si él hubiera dicho 5 lo hubiesen visto 5 veces mejor, pero él no quería el 5, ni el 6, él quería el 10; además, a Dios le gusta el número 10, el diezmo de la adoración, el diezmo de la alabanza.

Diezmo es la décima parte porque a Dios le gusta es el 10.

Daniel, es uno de los hombres más destacados que brilla en la Biblia, pero los quitan de su familia desde la adolescencia, los llevan cautivos a Babilonia donde tratan de cambiarle la mente a Daniel y a sus compañeros.

¡Contra la corriente!

Ahí los someten a una prueba rigurosa de su creencia, los ponen en riesgo para que su integridad en Dios sea consumida y dividida.

Pero él y sus compañeros se mantuvieron fieles al Señor y lograron nadar contra corriente.

Hay una corriente y es la del príncipe de la mentira, dice la Biblia que nosotros antes nadábamos en esas corrientes de mentiras.

Pero hoy nadamos en contra de ellas, el enemigo viene de allá para acá y nosotros vamos de aquí para allá.

No vamos en las corrientes del mundo, no vamos en lo que el mundo nos pide, no vamos en lo que el mundo decreta para nuestra vida, una vida de mediocridad, el enemigo quiere que nos mezclemos con este mundo.

Vea también: Cómo se crece dentro de la iglesia

Además, que no tengamos diferencias entre el uno y el otro, porque allá la gente tiene el calificativo de 0 porque el diablo mal le paga al que bien le sirve.

Nosotros hemos salido de la nada y gracias a Dios que estamos para que Dios nos dé un calificativo, no de un 0 sino de un 10 para él.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Daniel, después que recibió el calificativo 10, la Biblia dice, que fue el asesor de 3 reinos fuertes en el tiempo de él.

Esto porque mostró que era un fiel servidor, un hombre excelente en la sociedad, que sin dejar de ser hijo de Dios, hizo lo mejor en medio de un pueblo pagano, un pueblo que desconocía a su Dios.

Tanto que un rey tuvo que decir, que sus dioses no eran nada comparado con el Dios que había traído Daniel, ese Dios es el Dios de dioses y Señor de Señores y finalmente reconocieron que Jesucristo es el Señor.

Para llegar al 10 hay que graduarnos en las 5 D de Daniel, D es:

  • Decisión
  • Determinación
  • Disciplina
  • Deseo
  • Dependencia.

Hay que estar decididos a ser mejores que ayer, pero sin olvidar que ayer nos costó luchar y batallar una bendición de Dios.

La Biblia dice, que escogieron hombres que estuviesen sin tacha, eran lo mejor para ellos porque ellos eran los que iban a estar en el palacio del rey, el enemigo no arrastra a cualquiera.

Si usted tiene 0 esperece porque el único y gran Dios completará el número, él es el Dios 1 y se pondrá al lado del 0 y quedarás convertido en 10.

¡Ojo con el conformismo!

Hay que estar decididos a matar el conformismo, eso que yo soy hoy, tú puedes ser mejor todavía no te dejes echar cuentos del diablo.

Esos 5 minutos que oras no son lógicos, cuando tú puedes orar un poco más.

No creas que leyendo la Biblia cada vez que vas el domingo a la escuela dominical es suficiente, el diablo te está diezmando la bendición, pero Dios te la sumará.

También te puede interesar: Mata tu Amalec

La decisión que tomamos hoy será el resultado del mañana, los que tomaron decisiones erradas hoy están sufriendo consecuencias.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

10 veces mejores.

Toma la mejor decisión, no vayas a ser inconstante porque hay gente que hoy le dice que si a Dios.

Pero mañana le están diciendo que no; por eso hay que graduarnos en la segunda D de determinación.

Hay que decidirnos hoy porque lo que decido hoy lo determino mañana, a Daniel y a sus compañeros le cambiaron el nombre.

A Daniel, le pusieron Belsazar, que quiere decir, tu protegerás al rey pero Daniel dijo:

No, yo quiero seguir siendo Daniel porque Daniel tiene un significado “Dios es mi juez, Dios es el que protege, el que me defiende”.

También le dijo, te ruego que pruebes a tu siervo en 10, yo no quiero comer de la comida del rey.

Yo no quiero de la vanagloria de este mundo, de los dioses, yo quiero seguir comiendo de lo que aprendí de mi papá, mantenerme con Cristo.

Estamos determinados a amar a Dios, a seguir a Dios con Cristo hasta la muerte.

Un día 10 hombres fueron al campo de batalla y vieron que los otros eran más y algunos dijeron:

Es mejor que nos devolvamos porque si seguimos avanzando nos van a matar y uno de ellos dijo: no, no vamos a retroceder, es morir o vencer.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

10 veces mejores.

Usted no va a morir, Jesucristo dijo: “El que cree en mí, aunque esté muerto vivirá”, usted no morirá en esta batalla, va a ser más que vencedor por medio de aquel que lo amó.

¿Qué es la disciplina?

Es el conjunto de reglas y normas cuyo cumplimiento de manera constante conducen a ciertos resultados.

Vamos a seguir orando, leyendo la Biblia, practicando la palabra, sirviéndole al Señor, el diablo quiere que esta generación le sirva a él.

Pero no va a poder porque esta generación le sirve es al Señor, está buscando esa disciplina.

Hay que ser 10 veces mejor, eso no se consigue en la universidad eso se consigue abriéndole el corazón al rey.

La cuarta D del deseo, hay deseos que están allí en la puerta de tu corazón.

Estás deseando otras cosas, irte de la iglesia, estas deseando esa muchacha inconversa, ese joven inconverso.

Incluso ir allá y probar a qué sabe, pero hay poder en el nombre de Jesús, los jóvenes debemos desear a Dios.

Si alguien desea a Dios, él se toma la gentileza de bajar, acariciarlo, besarlo y hacerle sentir su presencia porque es un deseo.

La quinta D de dependencia, esto no se mueve por la vocación de nadie, tampoco por la falacia de las palabras de alguien, esto se mueve porque dependemos de Dios.

Usted no depende del programa, del predicador o del cantante, dependemos de Dios, deje ese absurdo pensamiento y llénese de él.

¡Debemos ser 10 veces mejores! 

Por: Johan Alexis Simanca

Total Page Visits: 440 - Today Page Visits: 4