Adorando en espíritu y en verdad

0
1670
Adorando en espíritu y en verdad

Adorando en espíritu y en verdad

Adorando en espíritu y en verdad, es tal vez, una frase sobre la cual no muchos entiendan su significado.

Tal vez, algunos profesen alguna religión, pero ¿Saben en verdad lo que es adorar a Dios en espíritu y en verdad?

Para que un cristiano pueda decir, que vive adorando en espíritu y en verdad a nuestro Dios debe tener en cuenta algunas cosas.

Porque no se trata de temblar, ni de gritar fuerte o de escuchar determinada clase de música.

No, eso no es lo que nos hace adorar a Dios en espíritu y verdad.

Algunos se preguntaran ¿Por qué cantamos tal tipo de música?, si es que a Dios se le adora con música suave.

Pero aquel que sabe que adorar a Dios en espíritu y verdad sabe que toda la música es creada por Dios y por ende toda es de él.

Y aún más importante es que para que alguien pueda vivir adorando en espíritu y en verdad a Dios, es necesario que éste conozca a Dios.

Es necesario que nosotros conozcamos a quien estamos adorando en espíritu y en verdad, es necesario que conozcamos a Dios.

Muchos tal vez, puedan decir, que adoran a Dios porque profesan alguna religión.

Pero no estamos en este evangelio para acusar ni mucho menos señalar.

También te puede interesar: La alabanza y la adoración sólo es para Dios

Estamos en este evangelio para anunciar una verdad, para contar de una verdad que nos hace vivir.

Una verdad que nos hace predicar, cantar, una verdad que nos hace temblar y que cada día nos acerca más a él.

Hay personas que asisten a nuestros servicios y les agrada mucho eso.

Incluso la forma tan alegra como cantamos, pero cuando llega la hora de la predicación hay caras largas.

Incluso en los miembros de la iglesia, pero que bueno es escuchar la palabra de Dios, porque es esta la que nos enseña a adorar a Dios en espíritu y verdad.

La Biblia nos habla de dos pueblos, los judíos y samaritanos no se trataban entre sí, cada uno tenía su forma e ideología para adorar a Dios.

Esta división es muy antigua ya que Dios eligió a Israel como su pueblo.

Pero los samaritanos también son descendientes de Abraham por medio de Ismael su hijo.

Y ellos también decidieron adorar a Dios en espíritu y en verdad, porque alegaban que también eran poseedores de las promesas de Dios.

Pero llegando el tiempo en que Jesús había de anunciar esta palabra, se presentó en el momento indicado.

Y por eso, dice la palabra que era necesario que el pasara por Samaria.

Nosotros en este tiempo también podemos decir, que fue necesario que él pasara por Colombia, y que nos enseñara como vivir adorando en espíritu y en verdad.

Era necesario que él pasara por este país para que nos enseñara cómo santificar su santo nombre, era necesario que él pasara para darnos esta tan apreciada salvación.

También te puede interesar: Cuáles son los tipos de adoración

Es muy común ver por las calles a gentes que predican sus doctrinas, sus religiones y están felices diciendo que ellos también adoran a Dios.

Pero fue necesario que Jesús pasara por Colombia para enseñarnos el verdadero camino de salvación.

Dice la Biblia, que era necesario que Jesús pasara por Samaria, y cuando pasó cerca de una ciudad llamada Sicar.

Y él que conoce todas las cosas, se sentó y les dice a sus discípulos que vayan y compren algo de comer para quedarse a solas.

Y de repente se le aparece una mujer a sacar agua en el poso, y el Señor le dice, mujer, dame de beber y ella sin conocerlo le dice.

¿Cómo tu siendo judío me pides a mi agua?, ¿Acaso no sabes que judíos y samaritanos no se tratan entre sí?

Así también sucede con nosotros los Cristianos, en cualquier lugar que predicamos la palabra hay un rechazo hacia nosotros.

Pero hay algo grande, maravilloso y es que Jesucristo vino a darnos vida, y vida en abundancia y es por esto, que vivimos adorando en espíritu y en verdad su santo nombre.

Él ha pasado por nuestras casas y así como aquella mujer samaritana, luego que se nos fue revelado el nombre de Jesús, le hemos aceptado y pedido de esa fuente de agua de vida que solo él puede dar.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Muchas veces las personas dicen, que siguen alguna religión y que también siguen a Dios, pero lo que esta iglesia predica no es una religión.

Lo que esta iglesia predica es la verdad más grande de este universo.

Esta iglesia predica a un Dios vivo, a uno que da fuentes de agua viva, así como le dio a aquella mujer de Samaria.

Las religiones se tipifican como un lugar donde cada persona o individuo se acerca para obtener ayuda, para obtener refrigerio, para obtener un aliciente para esta vida.

Para todas estas cosas y algunos intereses personales más la gente busca de las religiones, pero hasta ahora ninguna de ellas ha podido cambiar al hombre.

Hasta ahora ninguna de ellas ha podido lograr calmar la sed de la humanidad.

Pero en esta iglesia está el mismo que le dio de beber de esa fuente a esa mujer de Samaria.

También te puede interesar: Cómo entrar en la presencia de Dios

Aquí en esta iglesia está el mismo que cambia las vidas:

Que levanta al menesteroso del muladar y que al pobre hace sentar con los príncipes, y con los príncipes de su pueblo.

Con nosotros está el Dios todo poderoso, Jesucristo nuestro Señor, él es nuestro rey y la vida eterna.

Este es quien da de esa fuente preciosa de agua de vida eterna que saciar la sed de todos los hombres.

Es por eso, que siempre estamos adorando en espíritu y en verdad ese nombre poderoso.

Cuando esta mujer escucha estas palabras se siente interesada por ellas, así como muchos hoy día se sienten interesados por Jesús.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Muchos se sienten interesados en recibir la ayuda, en recibir sanidad, en recibir regocijo en su corazón, en recibir de esa agua para no volver a tener sed jamás.

Hay algo maravilloso y es que cada uno de nosotros que estamos en este camino ya hemos bebido de esa agua, y hemos disfrutado de su dulce sabor y deleite.

Y es que, no hay nada más glorioso que vivir saciados de Jesús, que vivir llenos de su presencia que vivir adorando en espíritu y en verdad al Dios que nos ha dado todo.

Cuando alguien bebe de esta agua ya no se deja llevar por la ira, ya no vuelve a ser esa persona que se embriagaba, no vuelve a ser esa persona llena de pecado.

También te puede interesar: 10 veces mejores para Dios

Sino que es una nueva persona en Cristo, hay una transformación en ella y hay una nueva vida en Dios.

Cuando alguien bebe de esa agua simplemente se convierte en un hijo de Dios, lleno de poder y autoridad para ya no vivir en pecado.

Es por esta razón, que luego de beber de esa agua nuestro corazón no sabe hacer más que adorar a Dios en espíritu y verdad.

Por: Esbelte Hernández

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.