Avivar el fuego que hay en ti

0
985
Avivar el fuego

Avivar el fuego

El apóstol Pablo en su época correspondiendo al llamado que Dios le hizo a la salvación y al servicio, Dios lo escogió para que fuera un instrumentos útil para bien de los gentiles y de la iglesia. Hoy desarrollaremos el tema: “Avivar el fuego”.

Este hombre se entregó de lleno, totalmente le entregó su vida a Dios, su tiempo; un hombre dedicado al evangelio todos los días se vio en muchos peligros de muerte, pero el Señor le dio vida y siguió predicando.

Cuando llegó el momento de su partida estando en la cárcel y allí el Señor Jesús le mostró que su carrera había terminado por eso él se despide porque él sabía que ya había terminado su trabajo.

Vea también: Viento mas fuego combinación perfecta

Cuando Dios le muestra esto, él empieza a sentir una angustia, no por la muerte porque él sabía que “el morir es ganancia”.

Pero la preocupación que el sentido era porque ya no tenía más esa oportunidad de seguir anunciando el evangelio a los que lo necesitaban.

Entonces él escribe una segunda carta estando en la cárcel y en ella quiere mostrarle a Timoteo lo que hay en él.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

Quiere que se manifieste de manera clara lo que hay dentro de él y que Timoteo pueda captar toda esa instrucción que él le da.

También te puede interesar: Aviva el fuego que hay en ti

Ahí es donde le habla de avivar el fuego del don que hay en él, de no descuidar el don, de cuidar de la doctrina y de él mismo, de no enredarse en las tentaciones como joven.

Sino huir de ellas, ser un hombre humilde, sencillo, trabajar, luchando como un verdadero atleta, sembrando para poder recibir los frutos.

Después que Pablo le dice todo esto a Timoteo, le encarga la predicación y entonces se despide de él.

Se dice, que cuando sonó la reja Pablo miró y el verdugo abría la puerta de su celda y el Espíritu Santo le dijo: Pablo, que Dios te bendiga por todo lo que hiciste.

Entonces Pablo dijo; “Timoteo, hijo te encargo delante de Jesucristo, predica la palabra  a tiempo y fuera de tiempo”.

El apóstol se fue pero él quiso dejar plasmado en el alma o en el corazón de Timoteo la necesidad de seguir haciendo lo que él hacía.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Eliseo, un hombre que también le llegó el día y Dios lo usó para hacer milagros extraordinarios y maravillosos, donde la gloria de Dios iba sobre este hombre, Dios le hablaba y lo dirigía.

Se envejeció Eliseo y se enfermó gravemente y ya estando a punto de morir, un día dijo el rey; antes de que el profeta se muera voy a ir por una bendición.

Dios quiere que lo que él te da lo tomes ahora y lo emplees, úsalo, no tomes las cosas de manera superficial.

Si el Señor te llamó, te llenó del Espíritu Santo y derramó su gloria sobre usted.

Usa lo que hay dentro de ti, pONLO en acción, que grandes cosas van a pasar.

Tal vez tu estés ahí, lejos de pensar que el asunto es contigo porque eso fue lo que ocurrió con Isaías cuando él está preocupado y él está hablando de aquellos que cometen delitos y hay 7 lamentos y presenta 6.

Vea también: Un avivamiento destructor

Cuando él habla de todos los que están acaparando todas las casas, de los que se embriagan todos los días, de los que a lo bueno le dicen malo y a lo malo bueno.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Avivar el fuego. 

Isaías está confundido y no sabe qué va a pasar porque el rey fue herido con lepra en la frente y murió; y ahora no se sabe quién va hacer el rey y está meditando cuando entra en una estasis.

Lo primero que él ve es que el templo se llena de humo y comienza a temblar los cimientos del templo y de pronto no ve techo, sino que ve un trono alto y sublime. Cuando Isaías ve eso dice; ¡Ay! De aquellos y de mi porque soy hombre muerto.

Mis ojos lo han visto, allá está en ese trono alto y sublime, la gloria de Dios lo cubrió todo, la gloria hoy está sobre nosotros, hay unción, hay poder, hay maravillas.

Un día Samuel, el profeta estaba angustiado porque Saúl no le sirvió a Dios, Dios lo desechó y Dios se ha provisto de otro hombre y Samuel pasó toda una noche llorando y se le apreció el Señor y le dijo; hasta cuando llorarás a Saúl, por mucho que llores no cambio de parecer.

Vea también: Viviendo bajo el fuego de pentecostés

Ve a la casa de Isaí porque yo me he provisto de un rey que tiene el corazón conforme a mi voluntad, toma un carnero y ofrécelo en sacrificio y allá me ungirás al que va a ser rey y lo así hizo el profeta Samuel.

Esa elección llega en el momento que uno menos lo espera y lo deja a uno asombrado. Jehová está contigo, él te eligió, los ojos de Jehová están sobre ti.

Dígale al Señor, mi vida es tuya, te amo, te serviré sobre todas las cosas.

A veces los que nos rodean, ni nosotros mismos creemos lo que Dios puede hacer en la vida de cada uno de nosotros.

Que sorpresa la de David, cuando se derramó el aceite y fue ungido.

Es a ti a quien Dios ha escogido, la iglesia necesita jóvenes llenos del espíritu santo, haga una entrega total de su vida para él.

Por: Edilberto Ortiz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.